Portada » Análisis » NBA Live 08

NBA Live 08

Tras cumplir con Madden y FIFA, EA Sports nos trae por primera vez a Wii su apuesta baloncestística anual, aunque con un resultado que deja bastante que desear.

NBA Live 08 - Análisis

Grandes ausencias

Aunque NBA Live 08 para Wii contiene algunos modos exclusivos para la consola (destacando el modo Fiesta), en general debemos hablar de grandes ausencias. El fantástico modo dinastía, en el que tomamos el control total de un equipo con un potente gestor manager, desaparece por completo, dejándonos a solas con un básico modo Temporada y los típicos concursos de triples, mates, torneos y partidos libres. Otra de las novedades, los HotSpots, una indicación en tiempo real durante el partido de las zonas donde nuestro jugador lanza con más precisión, se han desvanecido.

Por fortuna, no todo se ha perdido. Lo prometido es deuda, y la edición Wii es compatible con el servicio online de EA Nation. Con nuestra cuenta (si no la tenemos, podemos crearla gratuitamente desde el menú del juego) podremos buscar rivales de nuestro nivel, sin lag y con un acceso bastante rápido. Podría haberse hecho mejor, y haber sido dotado de más opciones, pero sin duda es el modo de juego que más hace por añadir interés y longevidad al título.

No como el modo Fiesta, exclusivo de Wii. A diferencia del de FIFA, podremos probarlo únicamente en compañía, conectando dos wiimotes sin nunchaku, y consta de dos modos de juego principales: concurso de triples y de mates. El de mates es el más destacado. Consiste en elegir una forma de entrar a canasta, y ejecutarla realizando movimientos del mando hacia arriba o hacia abajo en el momento justo. Ni en los machaques más complicados se parecerá mucho lo que hagamos con el brazo a lo que realizará nuestro jugador en pista, y se queda en un vano intento de hacer algo divertido para Wii. Aparte de esto, los usuarios de la consola de Nintendo contamos con el modo desafío, que nos pondrá ante una gama de retos que deberemos superar en escenarios predefinidos: remonta un partido, anota tantos puntos en tan poco tiempo, y demás proezas del estilo. Se trata de un añadido más interesante y efectivo que el modo Fiesta, aunque no lo habríamos cambiado por el completísimo Dinastía, que, curiosamente, sí tiene la versión de PS2.


Conclusión

Lo más destacado de NBA Live 08 para Wii ha sido su intento de aproximarse a un público más abierto y con menos experiencia en este tipo de juegos, aún sacrificando gran parte de su esencia como simulador de basket. También podemos destacar que las ausencias en esta versión son más importantes que los añadidos, sacrificándose los modos de juego más profundos y profesionales por pequeños minijuegos de interés bastante discutible. Sólo el juego online y los comentarios de Sixto Miguel Serrano y Antoni Daimiel rescatan hasta el aprobado a un juego que, con un aspecto técnico escasamente trabajado y un control que cumple sin brillar, se queda a medio camino entre el gran público y los aficionados al deporte y a NBA Live, sin contentar a ninguno de ellos.