Portada » Análisis » NBA Jam

NBA Jam

Vuelve el boom-shaka-laka después de más de 15 años con toda su fuerza, pero con la espinita clavada de que EA pudo hacer mucho más en la consola de Nintendo.

NBA Jam - Análisis

Aparte del partido rápido, hay bastantes modos de juego para un solo jugador, desde el clásico modo carrera, donde jugaremos con todos los equipos de la NBA en partidos de 2 contra 2 y donde iremos desbloqueando logros y personajes nuevos; al llamado Remix Tour, una liga donde se puede competir contra todos los equipos de todas las divisiones en partidos y retos con reglas, power ups y modificaciones, que le dan mayor variedad al título. Desde dañar el tablero del equipo contrario hasta partirlo, a jugar un clásico 21, o dominar el campo tirando desde zonas determinadas que te van dando puntos. Especial mención tienen los enfrentamientos contra los Big Boss o leyendas del baloncesto, como Larry Bird o el Dr. J., épicos a más no poder, y donde los míticos jugadores poseerán habilidades especiales que harán estos enfrentamientos un verdadero infierno. Lo cierto es que combinados todos estos modos de juego, el título ofrece bastante variedad para no aburrir en un buen puñado de horas. Para el multijugadorNBA Jam Análisis Wii tendremos las mismas opciones, inclusive podremos jugar la campaña con un amigo en el mismo equipo. Pero como ya se ha dicho, todo esto sin los componentes online que estarán disponibles para el resto de plataformas.

El apartado técnico del juego es bastante discreto. Todo demasiado normal tirando por lo bajo. Hay algunos elementos que destacan, como las recreaciones de las canchas, con los reflejos en el suelo. Pero poco más. Los modelados de los jugadores son simplemente correctos, las animaciones de los mismos son buenas, pero les faltan un punto de fluidez. Es cierto que el juego aprovecha, una vez desbloqueados, los movimientos de cámara y algunas animaciones de mates y jugadas espectaculares para hacer los partidos más vistosos, así como algunos efectos de luz, pero la sensación que da es que mostrándose tan poquito en la imagen, inclusive en Wii se podría haber hecho bastante más. El apartado artístico es más efectivo, sobre todo cuando activemos el modo para jugar con los jugadores cabezones, y también en alguna puesta en escena y alguna cancha determinada.

El apartado sonoro es machacón, muy machacón. Salvo los efectos sonoros que están recogidos con una fidelidad en algunos casos bastante retro, lo cierto es que la selección de melodías no ha podido ser menos variada y carismática. EA Sports ha demostrado que puede hacer mucho más en este aspecto en un título de deporte, y en este apartado una vez más demuestra que para la compañía Jam era un juego de segunda. Es que inclusive los comentarios, aunque tienen su punto de gracia y traen de nuevo el Boom-saka-laka, son bastante escasos y repetitivos.

En definitiva, y pese a los fallos y faltas que NBA Jam pueda tener, lo que más acaba pesando es su jugabilidad y la diversión que ofrece. Muchos modos de juego, partidos directos y un buen multijugador siempre offline son suficientes para hacer de este título una buena compra. El hecho de ser un juego asequible para cualquier jugador y la puesta al día de la franquicia ya hace que merezca la pena su adquisición. Aquí hay basket para rato. No obstante, los usuarios de Wii deben saber que EA les ha hecho un gran feo con esta versión del título, que comparativamente salen perdiendo con respecto a las otras consolas debido a decisiones erróneas que perfectamente podrían haberse evitado. Al final, puede que a muchos os pase como a este redactor: te lo pasas genial, lo disfrutas y reconoces sus bondades, pero siempre con la molestia de la espinita clavada de que podría haber sido aun mejor.

 

::¿Qué nota otorgas tú a NBA Jam?::