Portada » Análisis » NBA Jam

NBA Jam

Vuelve el boom-shaka-laka después de más de 15 años con toda su fuerza, pero con la espinita clavada de que EA pudo hacer mucho más en la consola de Nintendo.

NBA Jam - Análisis

En 1993 la desaparecida Acclaim Entertainment sacaba al mercado una propuesta que con el tiempo ha ido adquiriendo el carácter de mito. La idea era muy simple: poner sobre la palestra unos partidos de baloncesto de dos contra dos jugadores, todos ellos estrellas de los distintos equipos del momento de la NBA, con un estilo totalmente desenfadado y con una falta total de respeto por las reglas que rigen el deporte, tales como las faltas, el tiempo dentro de la zona, o el campo atrás. Si a esta premisa se le añade una espectacularidad brutal plasmada en tapones imposibles, canastas a la remanguillé desde fuera de la zona y mates sacados de una película de ciencia ficción, ya tenemos todos los elementos para dar luz a uno de los juegos deportivos que más se recuerdan de aquella generación.

Ahora es Electronic Arts la que recoge el testigo en esta generación, y se decide a traer de nuevo a este mito de los arcades deportivos, con todos los elementos que lo hicieron grande además de una puesta al día que alargue la vida del título con un buen puñado de modos de juego. Efectivamente, consigue ofrecer una vez más partidos divertidos, un buen elenco de jugadores, y un miltijugador que hará que más de uno vea de la noche a la mañana cómo su Wii se hace popular entre sus amigos. Pero, y todo tiene un pero, no sería justo seguir con este análisis sin antes hacer una pequeña reflexión sobre la posición que EA ha tenido con este título hacia la sobremesa de Nintendo.

NBA Jam Análisis Wii

Lo primero, inconcebible, es que a estas alturas un juego deportivo, con unas líneas de texto mínimas, y unos pocos menús y tutoriales a modo de carteles, venga en completo, íntegro y absoluto inglés. Esto, quizás en un juego como Dead Space: Extraction que tenía diálogos a mansalva, subtítulos, vídeos o documentos adicionales que leer, se podría achacar a falta de medios, a falta de personal, de tiempo o a optimización de beneficios por perspectivas de venta en un territorio, aunque estemos hablando de una de las desarrolladoras más potentes de la industria y de uno de los cuatro idiomas más hablados del mundo, nótese la ironía. Pero cuando se trata de un título deportivo, y más como este NBA Jam, lo que a un servidor le da la impresión es la de una total dejadez por parte de EA Sports. Si a eso le añadimos las desventajas comparativas de esta versión para Wii, en un principio teóricamente exclusiva, con las que saldrán en PS3 y Xbox 360, entonces ya podemos hacernos un pequeño esquema de la importancia que podría tener para EA esta versión de NBA Jam, pese al apoyo sustancial de Nintendo. En este sentido nos referimos a la ausencia total de un completísimo modo online en la versión de la de Nintendo que en las otras versiones contará con logros, carrera online, contenidos desbloqueables y actualizaciones gratis entre otras cosas. Una ventaja comparativa demasiado abismal como para ser ignorada.