Portada » Análisis » Naruto Shippuden 3D – The New Era

Naruto Shippuuden 3D: The New Era

¿Funcionará el estilo DS en una consola más potente?

Naruto Shippuden 3D – The New Era - Análisis

Aunque siempre se dice que los héroes aparecen en el último minuto, Naruto ha vuelto a ser ese niño rebelde que siempre fue y ha decidido justo lo contrario, ser el primero en Nintendo 3DS. Así llega Naruto Shippuden 3D: The New Era, un juego de acción que busca llenar un hueco aun vacío en el catálogo de la portátil.

La primera aventura del zorro de las nueve colas en Nintendo 3DS sigue el mismo estilo de su analisis naruto shippudden 3d nintendo 3dspredecesora, es decir, pequeñas escaramuzas en scroll lateral entre plataformas y saltos. La diferencia está en cómo se ha dado el salto generacional y en cómo se han aprovechado las facultades de la consola.

Detrás de una historia de paralela de Naruto Shippudden, con un espíritu muy semejante al de las películas hay un juego de acción muy sencillo pero con un toque que permite disfrutarlo de principio a fin. A diferencia de los títulos de DS, en The New Era solo controlas al portador del Kyubi y tienes que usar sus habilidades para avanzar por los cinco reinos en busca de los cinco Kayes (jefes de las aldeas ocultas) hasta descubrir un misterio. Ha sido la forma de enlazar con el anime y de presentar a muchos de sus personajes sin interferir en la historia principal. Ni es interesante ni está especialmente bien contada, porque los diálogos pierden fuerza al no contar con doblaje de voz, solo texto. Una pena, porque la banda sonora es uno de los puntos más fuertes del juego.

Naruto contra el mundo

Para  cumplir esta misión, Naruto debe avanzar por los cinco grandes reinos en busca de los 'kages', un camino que hace, como decía, avanzando en dos dimensiones. A su paso salen siempre varios enemigos débiles, uno jefe intermedio, la mano derecha de cada ‘kage’, y el enemigo final. Esta estructura se ve interrumpida, afortunadamente por QTEs esporádicos que se resuelven utilizando el control de movimiento. Rompen el ritmo de forma positiva y dan un pequeño toque de humor. Lástima, de nuevo, de las voces.

Durante las pantallas la sensación puede ser muy negativa al principio porque los enemigos están estáticos, esperando como en un juego de defensa de la torre, pero no son débiles. Hasta el más simple quita vida y hay que enfrentarse a él o pasar rápidamente huyendo porque atacan con mucha determinación. Así, morir en Naruto Shippuden 3DS, especialmente en la fase media del juego, es lo más normal. Los jefes intermedios y finales tampoco son fáciles de batir y se llevarán por delante algunas vidas del jugador, pero vendría bien algo más de garra la presentación de esas batallas.

analisis naruto shippudden 3d nintendo 3ds

También es positivo para fomentar el espíritu arcade del título que no haya vidas infinitas y que cada vez que gastes todas tengas que volver a empezar desde donde grabaste, como mínimo al inicio de una misión, y no el punto de control. Es la única forma de garantizar que no se juega a lo loco.

El repertorio de golpes de Naruto Shippuden 3DS es uno de los aspectos más interesantes del juego. Combina el ataque cuerpo a cuerpo con los ataques a distancia y sus ninjuntsu (Rasengan y variaciones), y todos pueden ser más fuertes si acumula energía natural y se convierte al modo sabio o modo ‘senin’. Al comenzar todo es demasiado simple, soso, e incluso fácil. Pero la curva de dificultad va subiendo a medida que Naruto aprende nuevas técnicas y se van incorporando filigranas vistosas. Hay que sumar los apoyos que ofrecen los compañeros con un solo toque de la pantalla táctil, quizá demasiado fuertes.