Portada » Análisis » Naruto Clash of Ninja Revolution Euro Ver.

Naruto: Clash of the Ninja Revolution European Version

El examen chunin esta vez en Wii. ¿Serán capaces Naruto y sus amigos de superarlo?

Naruto Clash of Ninja Revolution Euro Ver. - Análisis



Seguramente una de las sagas de juegos más valoradas por todos los usuarios de GameCube que se atrevían a importar fuera la de los juegos basados en Naruto. Cualidades tenían para dar y vender: multijugador frenético a cuatro jugadores, muchos personajes muy bien diferenciados, unos gráficos geniales y un montón de posibilidades. Y es que, si hay un juego al que con mis amigos siga jugando, a pesar de haber pasado casi tres años de su salida, es al Naruto: Gekitô Ninja Taisen 4. Lo cierto es que es un juego que está pensado no sólo para los fans, sino para todos aquellos que quieran disfrutar de un genial y dinámico juego de lucha.

El manga, de enorme popularidad alrededor del globo, trata sobre las aventuras de Naruto Uzumaki, un aprendiz de Ninja que quiere llegar a convertirse en Hokage(algo así como el jefe de todos los ninja de su aldea) y para ello entrena duramente compitiendo con personajes como Sasuke, Neji o Gaara. El juego se sitúa entre la saga del examen Chunin(ninja de grado medio) y la de la decisión de Tsunade que es aproximadamente por donde va el anime en España.

Nada más conseguir este nuevo Naruto nos damos cuenta de que no estamos en una de sus mejores versiones. El manual es confuso y en blanco y negro, el menú es simple y las voces en inglés están bastante mal dobladas creando a veces un desfase labial bastante importante.


Después de este primer contacto agridulce con el título, vemos que hay una inclusión muy interesante con respecto a las versiones japonesas: los minijuegos. Uno de ellos consistirá en el típico juego de apuntar, el otro será uno de reflejos y el último uno de sincronización con el mando. Un extra interesante para sumarlo a las habituales galerías de imágenes y sonido en los juegos de este tipo.

Lo primero que hacemos es ir al modo historia, llamado aquí Misiones. Nos llama la atención que hay cosas que se han olvidado de traducir al castellano dando una impresión de muy poco cuidado en la conversión. Obviando esto, nos disponemos a jugar.
Las misiones están muy bien escogidas y nos narran casi a la perfección la historia acontecida, añadiendo algún pequeño detalle para los fans. El hecho de que no sea a la perfección se debe a que inexplicablemente no han incluido personajes importantes en la serie como Kiba, el tercer Hokage, Kabuto o Choji, que sí tienen su aparición en ese intervalo de la serie. Seguimos jugando y vemos que el control es ideal en cualquiera de sus tres facetas (Mando clásico o de Gamecube, Wiimote+Nunchuk usando movimientos y Wiimote+Nunchuk usando botones) y que la variedad dice bastante a su favor.


El nivel técnico del juego es bastante bueno aunque, inexplicablemente, presenta algunas ralentizaciones, mucho más frecuentes que en las versiones de GameCube, y, para más inri, luce unas sombras en las cuales se puede, literalmente, contar los cuadraditos que las componen. Sin embargo, incorpora nuevos efectos y mejor definición en los personajes. Se echan de menos, a su vez, escenarios más dinámicos.