Portada » Análisis » MySims

MySims

EA apuesta por que despleguemos nuestro ingenio constructivo Wiimote en mano. Así es la simpática nueva experiencia Sims.

MySims - Análisis

Análisis MySims

La evolución natural

El problema de las franquicias es que con el tiempo acaban perdiendo ese factor fresco y característico que les dio vida. Este hecho amenazaba seriamente a los Sims en sus versiones para PC y consolas, pero EA decidió darle un nuevo look y una nueva dinámica a la fórmula, además de forma exclusiva para los usuarios de Wii. Eso si: manteniendo la "esencia" Sims.

La vuelta del niño pródigo

My Sims ArtCual profecía digna de un juego de rol, el pueblo se ve inmerso en la mayor de las decadencias: el arquitecto y alma de la ciudad dejó el pueblo en manos de sus habitantes, pero estos no supieron mantener el prestigio de la villa, por lo que la gente prefirió mudarse a mejores lugares.

Aquí es donde entra tu papel: devolver al pueblo el crédito que le corresponde. Para ello, tendrás que construir casas, muebles, convencer a la gente para que inmigre... Una tarea dura sin duda alguna, pero que gracias a la buena mecánica del juego se hace amena y adictiva.

Nada más llegar al pueblo te recibirá la preocupada alcaldesa que te pondrá al tanto de la situación en un periquete. Ambos os dirigiréis a tu nuevo hogar, pero al llegar allí descubrirás un triste solar. Aquí es donde empieza el tutorial de construcción de casas y tu primera tarea: montar tu hogar. Tu siguiente labor y siguiendo dentro del tutorial será construir un taller donde realizar los encargos de los habitantes del lugar y tus propios muebles.

Una vez asentado en tu casa, para sorpresa de los seguidores de esta franquicia, uno se cerciora de que las "necesidades" de tu sim ya no existen. No hay obligación de comer, ni de dormir, hablar u otras tantas cosas que se solían requerir. Pero el hecho de realizar esas funciones nos proporcionará esencias -explicadas después- dependiendo de la acción que llevemos a cabo. Ahora, los retocados Sims solo buscarán el bien del pueblo y para ello te irán asignando las tareas de construcción de muebles y locales comerciales.

El objetivo final es simple y asequible: conseguir que tu pueblo recupere el prestigio que tenía, un villa 5 estrellas. En cada acción que realices para sus habitantes, la barra indicadora de las estrellas ira creciendo. Con cada nueva estrella (o nivel de la ciudad) podrás ir accediendo a nuevas zonas a priori inexplorables, ampliando así el terreno habitable, que conlleva el aumento de población y las "esencias" en tu inventario.