Portada » Análisis » Music On: Electric Guitar

Music On: Electric Guitar

Un pequeño paso para ser el amo de las cuerdas en Nintendo 3DS.

Music On: Electric Guitar - AnŠlisis

Music On: Electric Guitar es el último lanzamiento para Nintendo 3DS del estudio español Abylight, que lleva desde la época de WiiWare desarrollando y publicando para la distribución digital en las consolas Nintendo, siendo por ejemplo los responsables de la versión de 3DS del éxito Cut the Rope. El título que nos ocupa de la eShop de Nintendo 3DS es uno de sus lanzamientos de la serie Music On de DSiWare adaptado a la nueva portátil de la gran N, con poca novedad pero facilitando así poder jugar en el formato digital actualizado.

Una guía útil a un precio mínimo

La era de Guitar Hero y Rock Band pasó un poco, pero con la expansión de los móviles y la era digital han aparecido un montón de aplicaciones relacionadas con la música, varias de ellas centradas en aprender y realizar nuestras propias creaciones. En 3DS ya tenemos los sintetizadores KORG en la eShop, y ahora llega este Music On: Electric Guitar a un precio mínimo, centrándose únicamente en el instrumento que le da el nombre al juego.

Sencillez e inmediatez son las palabras claves de este título, que sin más preámbulos nos suelta en mitad de la faena sin explicación ninguna, por lo que consultar el manual digital externo es recomendable, pues explica a la perfección todas las facetas de Music On. Y es que la consulta es algo muy importante en esta aplicación ya que uno de sus apartados es una guía de referencias de cerca de mil acordes distintos, y también hay disponible una “carpeta” en la que almacenar los sonidos de guitarra modificados, usando los pedales de efectos que más nos gusten.

La interpretación básica es lo que Music On: Electric Guitar ofrece sin seleccionar ningún icono de su menú lateral. Con los gatillos pueden enmudecerse  las cuerdas y usar el bloqueo de acordes, y con las flechas y los botones se escogen los acordes que se busquen; o bien se pueden dejar libres las cuerdas para hacer una práctica por nuestra cuenta. La táctil reacciona bastante bien para hacer sonar las cuerdas, detectando la velocidad con la que pasamos por cada una de ellas para realizar el efecto equivalente a si lo hiciéramos así en la vida real.

La guía de acordes ofrece acceso a un montón de ellos, así como a sus variables en función de las posiciones del mástil, indicándonos en cualquier situación cómo se debe colocar la mano. Hay tres factores que debemos elegir para llegar al acorde deseado en la guía: la clave, el tipo de acorde y la posición del mástil. Todo se maneja desde la pantalla táctil, aunque también pueden usarse los botones para cambiar de página de la lista y asignar un acorde a cada una de las ocho posiciones de la cruceta direccional (las esquinas también cuentan).

El segundo apartado del menú es la interpretación avanzada, donde se puede tocar cada cuerda aplicándole una transposición de hasta tres notas arriba o abajo, además de tener dos botones adicionales para trasponer una octava todas las notas o para que sólo suene una cuerda cada vez. Luego hay otro apartado en el que se puede variar el sonido de la guitarra con los pedales de distorsión, flanger y delay. Cada uno de ellos tiene un interruptor para encenderse y tres potenciómetros, y lo bueno es que se pueden reproducir acordes mientras ajustamos el sonido que nos interese.

Y ahora, el gran problema del juego/aplicación para muchos: perderse. Consultar el manual se hace algo necesario para saber dónde está cada cosa y qué puede hacerse, y falta algún tipo de tutorial para gente que no conoce el mundillo musical. Es comprensible que cada aplicación tenga su público objetivo, y aquí es la gente que busca la práctica y el aprendizaje, pero una ayudita no habría estado nada mal para el resto de usuarios.

En definitiva, Music On: Electric Guitar adapta un título de DSiWare sin novedades más allá del cambio de formato, sonido y resolución, sin usar el 3D y con un menú un tanto extraño. Eso sí, su precio es bastante bueno y no envidia a las aplicaciones de formato móvil y, si eres alguien que tiene afición por la guitarra, seas del nivel que seas, vas a poder practicar y, sobre todo, hacer uso de la potente guía de acordes que se ofrece para mejorar tu pericia.