Portada » Análisis » Mortal Kombat: Armageddon

Mortal Kombat: Armageddon

Así se nos presenta la última entrega de Mortal Kombat. Una suculenta secuencia de vídeo nos introduce la nueva situación en el universo de esta veterana saga. En ella veremos como los kombatientes abandonan la gran batalla para, en su lugar, comenzar la lucha por escalar la gran pirámide en cuya cima se encuentra un poder incalculable.

Mortal Kombat: Armageddon - Análisis

"Ha habido muchos luchadores de gran poder con el paso de los milenios. Tras varias eras de Mortal Kombat se ha causado un gran desgaste en los reinos. El punto crítico finalmente se ha alcanzado.”
Los Kombatientes se enfrentan en una cruenta batalla, pero algo sucede, repentinamente una inmensa pirámide surge de la nada, y en su cima, un poder superior a cualquiera que haya sido conocido.

Así se nos presenta la última entrega de Mortal Kombat. Una suculenta secuencia de vídeo nos introduce la nueva situación en el universo de esta veterana saga. En ella veremos como los kombatientes abandonan la gran batalla para, en su lugar, comenzar la lucha por escalar la gran pirámide en cuya cima se encuentra un poder incalculable.

Nada mas encender el juego, se nos avisará de la compatibilidad del mismo con 3 modos de control distintos (Wiimote+Nunchaku, mando clásico y mando de GameCube). Algo que ya venimos viendo en los juegos de este género en Wii, y que, por otra parte, se agradece especialmente, más aun en este caso, como veremos a continuación.

Cabe destacar que Mortal Kombat: Armageddon cuenta con una variedad atractiva de modos de juego. En primer lugar accedemos a jugar en el clásico modo arcade, en el que deberemos enfrentarnos uno a uno a diversos personajes para llegar a la cima de la pirámide y enfrentarnos con el “poder supremo”. Tras un par de peleas sin éxito y “meneando” el mando de Wii como energúmenos, nos rendiremos y accederemos a consultar ese modo Tutorial que tanto se agradece en este tipo de juegos (además se incluye un vídeo demostrativo que soluciona todas las dudas acerca de la ejecución de los movimientos especiales).

  El tutorial nos instruirá en la ejecución de los ataques que son realizados mediante el movimiento del mando de Wii. Estos ataques se harán manteniendo pulsado el botón "B" y moviendo el mando de una determinada forma, solución ya incómoda de por si ya que hay que soltar el botón "B" y volverlo a apretar para hacer otro de estos movimientos. Si bien esto no tendría mayor importancia si funcionase correctamente, surge el primer y gran problema del juego, los movimientos son reconocidos una vez si, dos no. Teniendo en cuenta la incalculable importancia de la rapidez en la ejecución de movimientos y combos en una saga como Mortal Kombat, este inconveniente hace que el control a través del mando de Wii deje de ser considerado como una opción y pase a ser una mera excusa para usar el mando.

Con el tiempo, nos resignamos a utilizar o bien el mando clásico o bien el mando de GameCube, que resultan bastante efectivos para este tipo de juegos, y que son la mejor opción para ejecutar el arsenal de combos que nos encontramos en esta entrega.