Portada » Análisis » Mighty Switch Force

Mighty Switch Force

Sexy policía busca cinco rubias que se han portado mal para castigarlas. Interesados, pregunten por WayFoward en la eShop.

Mighty Switch Force - Análisis

La belleza está en los sprites

Antes de continuar con la jugabilidad (que siempre es lo más importante), hay que hacer una mención aparte para el apartado técnico: simplemente impresionante. Por un lado, los sprites son los más nítidos que (si la memoria no me falla) jamás haya visto en una portátil de Nintendo, al igual que los fondos. Pero es que además, han hecho un muy buen uso del efecto 3D: en lugar de intentar recrearlo todo así o hacer personajes poligonales, tan solo se nota en detalles sutiles como al romper un bloque o cambiar de profundidad (además de la habitual pronunciación en la distinción entre primer plano y fondo). Es algo difícil de explicar, pero sin duda visualmente muy atractivo.

El apartado sonoro mantiene la línea de los otros Mighty, con temas generalmente techno. Una vez más han hecho un buen trabajo, aunque sin llegar a tener ningún tema memorable. Sin embargo, no se puede decir lo mismo de la voz de la protagonista. Aunque esto es algo muy personal, simplemente detesto la voz que tiene y que al empezar cada nivel diga siempre Switch it up!. No es algo que se nota al principio, pero cuando juegas 20 veces seguidas al mismo nivel intentando hacer un mejor tiempo acaba cansando mucho.

Análisis Mighty Switch Force

El juego al desnudo

Pero volvamos al juego en sí. Si le quitamos toda la parafernalia visual y sonora, ¿qué se puede ver del esqueleto jugable? Pues que en realidad no pertenece a otro género que al de arcade: aquí lo único que importa es terminar en el menor tiempo posible. La primera vez que se termina un nivel sí habrá que pensar un poco en cómo llegar a un sitio determinado, pero a partir de ahí todo se basa en hacer mecánicamente lo conocido a la mayor velocidad posible.