Portada » Análisis » Metroid - Retroanálisis

Metroid

La primera aventura de Samus Aran aterriza en el planeta Wii U.

Metroid - Retroanálisis - Análisis

Corría el año 1986 cuando salió, para NES, Metroid, un juego inspirado en la saga Alien que ponía en el papel protagonista a una joven y misteriosa caza recompensas conocida como Samus Aran. La heroína tenía que conseguir escapar de las laberínticas entrañas del planeta Zebes sin más ayuda que la de su cañón y su traje de energía. Por lo demás, Samus Aran estaba completamente sola. Y esta soledad agobiante se convirtió en una seña de identidad.

27 años después, Metroid se deja jugar en la consola virtual de Wii U, permitiendo guardar partidas gracias al emulador de ésta, pero respetando, por lo demás, todo el contenido original. Tanto para bien como para mal, como veremos más adelante.

Metroid - Retroanálisis

Metroid es una aventura de plataformas en dos dimensiones, laberíntica y de dificultad considerable. Samus Aran sólo puede disparar de frente y hacia arriba, nada de disparos diagonales ni de agacharse, por lo que un simple zoomer, primer enemigo del juego, puede convertirse en todo un reto al no tener forma de acertarle con el cañón. Tampoco cuenta con la ayuda de ningún mapa ni nada que le oriente lo que, combinado con la repetición y el reciclaje en el diseño de los escenarios, aumenta la facilidad de perderse en las vastas entrañas del planeta Zebes.

Sin embargo, con paciencia se consigue el equipo básico con relativa facilidad y si Samus es derrotada, aparece al principio del escenario con todo lo que había conseguido hasta el momento, lo que suaviza en gran medida la sensación frustrante de la falta de ayudas y del control tosco característico de la caza recompensas. Todo esto convierte a Metroid en una experiencia dura, pero gratificante al final. Nadie debería considerarse `hardcore gamer´ si no ha conseguido pasarse Metroid.

No es oro todo lo que reluce

La primera aventura de Samus cuenta con algunos errores que no pueden ser pasados por alto. Para empezar, la aleatoriedad de los objetos que obtenemos al derrotar enemigos no funciona del todo bien y hay veces en la que puedes matar a cientos y no aparecerte lo que necesitas (y eso que tampoco hay mucha variedad de objetos) o no aparecerte nada directamente. Esto no añade ninguna dificultad, simplemente lentifica el juego y, aunque no es un error muy grave, sí lo hace molesto. Si te pasa, lo que debes hacer es salir de la sala y volver a entrar.

Peores son las caídas de framerate que sufre el juego cuando hay muchos enemigos en pantalla, cosa comprensible en NES pero que, de forma estúpida, se ha decidido mantener en la consola virtual de Wii U, como sucedió también con Kirby´s Adventure. Para los puristas puede ser algo positivo, porque la experiencia es más fiel al original, pero, seamos sinceros, es bastante ridículo que un juego de NES sufra estas ralentizaciones en Wii U.

Metroid - Retroanálisis

Conclusión

Si te gustó Super Metroid, probablemente te guste también Metroid aunque se trata de un juego inferior en prácticamente todos los aspectos-cosa lógica, por otra parte-. Sin embargo, es más agobiante y desafiante, lo que puede suponer el reto necesario para su disfrute. Para los indecisos asustados por la ausencia de mapa y ayudas, cabe destacar que en internet hay una gran cantidad de ellos y que, gracias a Wii U, podremos consultarlos desde el propio Wii U Gamepad. En general, bastante recomendable aunque su precio tal vez sea demasiado alto para un juego tan antiguo cuya conversión carga con los lastres técnicos de la versión original. See you next mission!

¿Qué te ha parecido Metroid? ¿Lo tienes para la CV de Wii U? Comparte tu expeirencia en el foro