Portada » Análisis » Metal Slug Anthology

Metal Slug Anthology

SNK nos brinda una recopilación de lujo con una de sus sagas más características y que gozaron de un éxito mundial en tiempos de Neo-Geo.

Metal Slug Anthology - Análisis

Manejando a tu soldado
  Dejando de lado los (quizás) aspectos “negativos” del juego vamos con lo que diferencia la versión de Wii de esta antología de las del resto de plataformas: el control. En esta tenemos diversas opciones a nuestra disposición. A los pocos minutos de haber insertado el DVD en la consola, nos encontraremos jugando como si siempre lo hubiésemos hecho. El manejo es simple cual máquina recreativa e intuitivo. El modo de control por defecto es el denominado “Movimiento con el mando de Wii” en el que pondremos el mando de lado y utilizaremos la cruceta para movernos, el botón 1 para disparar y el 2 para saltar, y si sacudimos el Wiimote nuestro personaje lanzará una granada. Este modo también esta disponible en una versión para zurdos. Al principio puede que encontremos la cruceta de Wii algo pequeña, pero en seguida nos acostumbraremos a ella.
Sin embargo, si manejar nuestro personaje de esta manera no es de nuestro agrado, tendremos la posibilidad de cambiar el sistema desde el menú del juego. Encontraremos 5 modos en total (6 si enchufamos un mando de GameCube) en los que dos de ellos dispondrán de una versión para zurdos.


A parte del mencionado “Movimiento con el mando de Wii”, tenemos el “Movimiento con el mando de Wii+uso de la inclinación”, variante del anterior y que consiste en el uso del sensor de inclinación del mando para mover nuestro personaje de izquierda a derecha o mirar arriba y abajo. El salto se encontraría en la cruceta y disparo y granada en los botones 1 y 2 respectivamente. Este modo de control es el que quizás peor se maneja, ya que la sensibilidad es tal que en cuanto subas o bajes el mando un poco más de lo debido el personaje se volverá loco y no podrás alcanzar bien a tus objetivos.



Algo parecido le pasa al “Movimiento tipo arcade” en el que posaremos sobre nuestro muslo el Wiimote hacia arriba cual joystick de recreativa y tendremos que inclinarlo en la dirección deseada. El problema con estos controles es la extremada sensibilidad del sensor de inclinación: ya puedes ir andando tranquilamente (inclinando el mando hacia la derecha) que de repente nuestro personaje mirará a los cielos o se agachara (se nos fue el punto medio), confundiéndonos y haciéndonos perder una vida.
No obstante los otros dos controles restantes se manejan mejor aunque requieren una gran maña. Con “Movimiento sólo con la palanca del  Nunchuck” jugaremos, como su propio nombre indica, moviéndonos con lo que Wario llama pera (Nunchuck), mientras que el botón B dispara, el A salta y agitando el Wiimote con fuerza lanzaremos la granada.


Y por último el control más interesante jamás inventado: “Movimiento SOLO con el nunchuck”. Todo se hace con el nunchuck (excepto en MS 5 y 6 debido al cambio de armas y ataques secundarios). Nos moveremos con la palanca, botón C para saltar, botón Z disparar y agitando el nunchuck lanzaremos granadas. Este último modo es el más curioso pero a la vez el que más habilidad requiere. Parece fácil pero en la práctica, rodeado de pseudo nazis, marcianos y toda la fauna de Metal Slug, puede que se nos haga un pelín más complicado.


Pero no hay por qué preocuparse, ya que los desarrolladores nos han dado el mayor de los regalos: la opción de créditos infinitos. Es cierto que al principio puede ser divertido jugar sin preocuparse por los créditos restantes, pero no tardaremos en retarnos a nosotros mismos a completar cualquier Metal Slug con un límite de créditos que podremos modificar desde las opciones del menú principal (cuanta más dificultad menos créditos tendremos a disposición). 


Resistencia y condecoraciones
 ¿Quién no ha entrado en un bar y al ver una recreativa con el Metal Slug funcionando ha corrido ha gastarse unos euros en ella? Yo nunca he podido resistirme, y es que si esta saga destaca es en la diversión tan desenfada que nos ofrece. Ahora tenemos la oportunidad de jugarlo cuando y cómo queramos gracias a esta antología, y con el añadido de art-works, músicas y una entrevista que podremos desbloquear. Para ello, cada vez que nos pasemos un Metal Slug recibiremos los llamados Token que podremos canjear por los susodichos secretos. No deja de ser un simple añadido pero tendremos un motivo (si es que lo necesitamos) para jugar de nuevo a cada entrega.
Si no, siempre nos quedará el pique por poseer el primer puesto en el ranking de puntuaciones, que se acrecentará durante nuestras partidas a 2 jugadores, rescatando a los soldados y arramplando con todos los ítems.

En pocas palabras
La duda siempre nos asalta a la hora de adquirir un producto d e este tipo. ¿Merece la pena gastarse 50 € en una simple recopilación? Cierto es que el precio puede echarnos para atrás, pero una vez estemos en casa disfrutando horas y horas con todos los juegos de la saga, los fans nos recriminaremos haber dudado siquiera un instante.
De todas formas, hubiese sido igualmente viable lanzar en el Canal Tienda de la Consola Virtual un pack (¿por unos 3000 wiipoints, aproximadamente 30€?) que hiciese las funciones de este juego, ahorrándonos así el precio de los distribuidores y transportistas, abaratando el coste y obteniendo el mismo resultado final. Aunque no todo el mundo tiene acceso a Internet, mientras que a una tienda física si, por lo que si hubiesen optado por la opción de la Consola Virtual las ventas se habrían resentido.

Pero una cosa está clara: la diversión no tiene precio.

+ Tener los Metal Slug reunidos.
+ Los diferentes tipos de control.
+ No tener que gastarse los cuartos en las máquinas recreativas.
+ Para los que nunca han jugado a esta saga es una buena oportunidad de conocerla.

- Precio elevado para este tipo de productos.
- Que se traten de ports directos de los originales, sin mejoras.
- ¿Por qué no un pack para la Consola Virtual?

 

::Analiza y puntúa Metal Slug Anthology con la comunidad::