Portada » Análisis » Metal Gear Solid 3D

Metal Gear Solid 3D: Snake Eater - The Naked Sample

Serpientes en el avión. En 3D. Pero sin avión, y en la jungla.

Metal Gear Solid 3D - Análisis

Puedo imaginarme a los jefazos de Nintendo, reunidos antes de la presentación oficial de Nintendo 3DS... De hecho, voy a intentar reproducir la conversación, tal y como la imaginación lo permita, a los ojos (o a las letras) del que suscribe:

 - Oye, tenemos que abrir con Kid Icarus, que la gente lo va a flipar. Lo llevan oyendo en rumores desde hace años y Reggie ya no sabe qué más hacer para seguir mareando la perdiz.

 - Sí, sí... pero hay que hacer hincapié en presentar bombazos de third parties, para afianzar la idea de que esta consola se abrirá a los desarrolladores externos. A ver, tormenta de ideas.

 - Pues un Metal Gear... no tenemos ninguno desde GameCube, y eso sería un golpe de efecto cojonudo para hacer ver que hemos cambiado, que ahora somos “hardcore”, y que molamos.

 - ¡Oye, me gusta! Llamad a Kojima ahora mismo, decidle que queremos un Metal Gear en 3DS para ayer.

 - Pero oiga, señor jefazo... ¿cuál le pedimos?

 - Da lo mismo. La cosa es tener un Metal Gear, que eso suma puntos, y hace bonito en las listas de juegos “hardcore” que se tiran luego los “fanboys” a la cara para defender sus consolas frente a los otros “fanboys”...

Y así (más o menos) quiero creer que fue como apareció aquel famoso Metal Gear Solid 3DS: The Naked Sample. Sin duda era la demostración de Metal Gear más apropiada, con todos aquellos animales saliendo de la pantalla, esas cabriolas en el puente colgante en Tselinoyarsk, y demás parafernalia. Todo aquello con un apartado gráfico de quitar el hipo, y una cantidad ingente de posibilidades abiertas que estimulaban lascivamente la imaginación y los anhelos de los fans de Kojima y su saga.

Metal Gear 3DS Análisis

De la muestra al desnudo a la cruda realidad

A día de hoy, encontrar los parecidos razonables entre The Naked Sample, y lo que ha resultado ser el producto final, es una misión tan imposible, que parece digna de asignarse a un miembro de la unidad de FOXHOUND.

“Vale, pero... ¿para qué me interesa a mí como usuario saber esto?”. Buena pregunta, lector. Pasemos al meollo...

Metal Gear Solid 3D: Snake Eater es el remake del juego del mismo nombre lanzado para PS2 en el año 2004. Aunque más que un remake, podríamos considerarlo un port, ya que las novedades que presenta la tarjeta de juego en 3DS no difieren en exceso de lo que ya contenía el DVD en PS2. Tanto lo bueno, como lo malo.

Por tanto, nos encontramos con un juego de infiltración y sigilo, en el que nuestro objetivo es pasar inadvertido entre las tropas enemigas hasta llegar a cumplir las misiones que nos van encomendando. En esta ocasión, a diferencia de otras entregas de la serie, la acción de desarrolla en una selva virgen, así que, a las mecánicas propias de la saga ya conocidas por los jugadores, se suman otras nuevas relacionadas con la supervivencia, que se convierte en uno de los elementos jugables (y narrativos) constantes en el juego.

Todos estos elementos, aderezados de forma sublime por un guión y una puesta en escena inigualables, conformaron el que es considerado por muchos el juego más redondo de la saga Metal Gear, y uno de los mejores títulos de la historia del ocio electrónico (no sin controversia, claro, como con todos los juegos de Kojima).

Metal Gear Solid 3D Análisis

¿Qué es lo que nos podemos encontrar en 3DS, entonces? Pues, como ya se ha mencionado anteriormente, básicamente el mismo juego, con algunos añadidos menores en el gameplay y el apartado gráfico. Se han mejorado algunos modelados y los efectos de iluminación, se han añadido opciones táctiles que simplifican el acceso a algunas opciones del menú, se incluye la posibilidad de caminar agachado tal y como ocurría en Metal Gear Solid 4 y Peace Walker, y la opción de disparo en primera o tercera persona, por ejemplo. Son cambios que, si bien no cambian radicalmente la experiencia de juego, sí la facilitan en cierta medida. La opción de “camufoto” (en la que puedes crear nuevos camuflajes a partir de fotografías realizadas con la consola) es meramente anecdótica, y en ninguna de las ocasiones en las que la he usado he obtenido mayor beneficio que usando los camuflajes que puedes conseguir de manera normal en el juego.