Portada » Análisis » Max & the Magic Marker

Max & the Magic Marker

Rotuladores digitales mágicos. El mercado indie ES diferente.

Max & the Magic Marker - AnŠlisis


Gracias a los sistemas de descarga de juegos estamos viviendo una pequeña revolución en el sector. Pequeñas compañías con buenas ideas pueden afrontar los gastos de lanzar un juego al mercado a precio reducido y dejar que sea el público el que decida. Juegos de pequeño presupuesto pero que, en un buen puñado de casos, sorprendentes por su inventiva. En WiiWare tenemos unos cuantos ejemplos: World of Goo, Nyx’s Quest (de producción española), LostWinds… y ahora Max and the Magic Marker.


Dibujos simpáticos inspirados en los que podría hacer un niño pequeño con una caja de Alpino y unas animaciones sencillas, pero que poseen la fuerza de los plataformas 2D de antaño. Obstáculos hábilmente situados, enemigos pocos, pero colocados justo en el lugar que más estorban, escenarios brillantemente diseñados, con puzles de todo tipo, desde los evidentes hasta los que se explican a través de sutilísimas pistas. Pero sobre todo, nuestro rotulador mágico, nuestra varita prodigiosa, la herramienta clave para salir airoso de los 15 niveles de esta pequeña maravilla interactiva.

Basta un solo nivel introductorio para comprender la mecánica de juego. Las bolas naranjas son la tinta, las doradas y las negras, nuestro objetivo a recolectar. Con A dibujamos; con B borramos. Con ambos, pararemos el tiempo y lo reactivaremos. Podemos dibujar lo que queramos mientras nos quede tinta (que recuperaremos en cuanto borremos) e interactuar con ello. ¿Qué no llegamos al otro lado del abismo de un salto? Una simple línea hará de puente. ¿Que un enemigo nos acosa? Hagamos un círculo encima de su cabeza. ¿Que no es suficiente? Haz un barullo de líneas, que el círculo esta “vacío” y no pesa. ¿Tampoco? ¿Has probado ponerlo más alto para que caiga con más fuerza?


Así pues, la piedra angular es que seremos nosotros los que tendremos que crear nuestras propias plataformas e interactuar con los elementos del escenario para conseguir todas las bolas doradas y negras en cada escenario en el menor tiempo posible (y en la mayoría de los casos, el tiempo que ponen para lograr el bonus es realmente increíblemente reducido, sólo apto para verdaderas máquinas).