Portada » Análisis » Marvel Ultimate Alliance

Marvel: Ultimate Alliance

Los más duros de la Marvel se reúnen de nuevo para repartir jarabe de palo. ¿Cómo les podemos ayudar con nuestros Wiimotes?

Marvel Ultimate Alliance - Análisis

 En primer lugar hablemos de la localización, aunque en este caso habría que hablar de su completa y total ausencia. Las voces de los actores vienen en perfecto inglés, al igual que todas y cada una de las líneas de texto. Y, si esto no fuera suficiente, la fuente tipográfica en la que se han escrito es diminuta. No es que sea necesario seguir la trama para completar el juego, pero teniendo en cuenta que trata de ser un Action RPG no hubiera estado mal pensar en el detalle de la traducción, ya no del doblaje.

Siguiendo con el apartado sonoro, hay piezas tanto de guitarreo cañero como de coros wagnerianos en plena cabalgata de valquirias (analogía más certera de lo que os podéis imaginar). Variedad de partituras, pero pecan de corta duración, por lo que si un escenario nos dura media hora, preparaos para bajar el sonido al mínimo, hartos de oír siempre lo mismo. Los efectos sonoros son meramente cumplidores.

Luego vienen los gráficos. Es cierto que Wii no despliega el potencial de otras plataformas del sector pero, ¿era de verdad necesaria tamaña laxitud en este aspecto? No es que estemos diciendo que se vea como un juego de NGC, estamos diciendo que parece un port directo de la primera remesa de PS2. Los escenarios son oscuros y la iluminación es pobre. Los personajes son ridículamente pequeños (¿he oído Diablo?) y las animaciones se supone que están bien, pero es que no se puede apreciar debido a la distancia.

Que no os engañen las capturas: llevan zoom. En el juego todo se verá muuuuuuuucho más pequeño

 Vale, lo importante de Wii es el control y la nueva experiencia de juego que promete. Sólo una pregunta respecto al control de Marvel: Ultimate Alliance. ¿Por qué? ¿Por qué la cámara se maneja girando la muñeca del nunchaku? Cuando juegas a Wii tiendes a relajar las manos, no mantenerlas en una postura fija y recta como con un pad normal. Resultado: en medio de un combate la cámara se pone a dar vueltas como loca. Nota para los desarrolladores: eso desorienta y es molesto.

¿Por qué el mando no responde la mitad de las veces a lo que hago? Nos hemos terminado el juego agitando el mando sólo cuando las circunstancias lo hacían indispensable. Por lo demás, preferimos confiar en apretar el botón A, a agitar el wiimote como un loco y que Lobezno se quede completamente quieto mientras le caen mamporros de todas partes. Ni que decir tiene que ejecutar nuestras técnicas especiales (agitando el wiimote mientras apretamos el botón B) se convierte en un engorro porque, si logramos que haga una, nunca será la que queramos. Esto quiere decir que aparcamos totalmente a un lado la razón de ser de Wii y nos conformamos con un apartado técnico desfasado y poco trabajado. El juego habría ganado puntos si lo hubieran hecho compatible con el mando de NGC o con el mando clásico de Wii.

Otro detalle más que se ha descuidado es que los personajes que usemos van exclusivamente relacionados con los gustos del jugador. Dan igual los personajes que cojamos, ninguno se hace indispensable a lo largo del juego. Que Ironman pueda volar o que La Cosa sea una pared de ladrillos ambulante no influye para nada en la experiencia de juego. Podremos pasarnos todos los niveles de la misma forma (la única que hay, después de todo) con cualquier grupo. La única personalización que se admite es la de algunos diálogos con enemigos, pero no pasa nada si no está el personaje relacionado. Resulta algo chocante que en la trama ocurra algo importante con Jean Gray y Lobezno asista impasible a la escena sin ningún tipo de implicación emocional.

También es curioso que se haya dado cierta importancia a personajes como Elektra, Ironman, Spiderman o el Motorista Fantasma, todos ellos con películas estrenadas o por estrenar en el año entrante.

La Antorcha humana, Spiderman y el Motorista Fantasma. Dos de ellos estrenan película en unos meses y ya está en producción la secuela de los 4 Fantásticos

En lo único en lo que parecen haberse esforzado es en la duración del juego y su posibilidad de jugarlo varias veces. A los niveles normales hay que añadir episodios en los que se nos contará una aventura personal de nuestros héroes. Al acabar ese nivel, y dependiendo de nuestra puntuación, se nos concederán diversos premios: dinero, mejoras del personaje y un traje nuevo. Esto es muy importante, porque cada héroe cuenta con hasta cuatro trajes diferentes en su haber, cada uno con una serie de características que se pueden desarrollar a cambio de una cantidad razonable de dinero.

Además, a lo largo del juego habrá escondidas portadas de comics, artworks y figuritas de acción. Encontrarlas todas será todo un desafío y sólo para cubrir la historia principal gastaremos cerca de 30 horas.