Portada » Análisis » Mario Tennis Open

Mario Tennis

Cuando Mario Tennis y Twister se conocieron.

Mario Tennis Open - Análisis

El multijugador es una experiencia obligada. El offline permite todo tipo de partidos, tanto por combinación de juegos y sets como por individuales o dobles hasta para cuatro jugadores humanos. Existe también la posibilidad de jugar mediante descarga con un único cartucho.

El online, aunque no hemos tenido la oportunidad de jugar más que un par de partidos, se divide en dos secciones. Crear salas para jugar con amigos es la más versátil, pues permite una mayor variación en las normas del partido. Para jugar en red con cualquiera sólo tienes dos posibilidades: partidos a un tie break o a un set de dos juegos, siempre individuales. Queda la incógnita de ver cómo afectará el ranking online. Si estará bien equilibrado o un caos en el que es fácil perder puntos a mansalva por un poco de mala suerte como pasa con Mario Kart Wii. Esperemos que tampoco se llene de los tristemente habituales tramposos.

Mario Tennis 3DS

Pasear tu 3DS también tiene premio en Mario Tennis Open, pues puedes echar partidos contra los Miis que te encuentres o jugar con ellos al minijuego de los anillos. Una excusa rápida para echar unos partidillos más y, de paso, ganar monedas para la tienda.

Aunque no se trate de algo jugable; pero Camelot se ha currado una sección bastante interesante: tu cuarto. Allí podrás comprar nuevo equipamiento para tu Mii y así modificar sus parámetros de juego, lo que aporta ese elemento rolero que se echaba en falta anteriormente. Hay muchos ítems por desbloquear, así que el afán de coleccionismo es un plus que está ahí. También hay una sección bastante completa de records.

Visualmente aporta todo el colorido habitual en el Reino Champiñón. Las animaciones de los personajes son también ricas y llamativas, llena de hechos puntuales que te llamarán la atención, como la reacción tras ganar o perder un punto o el gracioso saque de Diddy Kong con la cola. El 3D, en cambio, no es tan sorprendente como en Super Mario 3D Land, por ejemplo, aunque sí hay algunos efectos bien logrados, como las chispitas que parecen salir por fuera de la pantalla en una pista que hay sobre una piscina de lava.

La banda sonora es una mezcla de estilos curiosa. Mientras que en los partidos y en los menús abundan composiciones a medio camino entre ritmos rápidos más típicos de juegos deportivos y piezas más calmadas, como si de tiendas de juegos de rol se tratase, en los minijuegos puedes encontrar melodías de Super Mario Bros o Super Mario Galaxy. Lo que no se puede discutir es que la música sabe acompañar en los partidos, cambiando el ritmo en puntos decisivos o en el tie break, para acentuar la tensión que esos momentos piden. También debemos agradecer la voz del árbitro, perfectamente traducida al castellano.

¿Y tú? ¿Qué te ha parecido Mario Tennis Open?