Portada » Análisis » Mario & Sonic JJ.OO. de Invierno Sochi 2014

Mario & Sonic JJ.OO. de Invierno Sochi 2014

Mario & Sonic estrenan su reunión olímpica en HD.

Mario & Sonic JJ.OO. de Invierno Sochi 2014 - Análisis

Mario & Sonic, rivales antaño, parece que ahora llevan bien la convivencia en el mismo sistema. Tras el debut en Wii U de ambos por separado, ha llegado la hora de que Mario y Sonic vuelvan a juntarse para el evento olímpico del momento, los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi. Es una competición mucho menos seguida que los JJ.OO. de verano, ya que cuenta con muchas menos modalidades y ciertas restricciones de localizaciones, aunque no por ello peor. Esto se va a ver reflejado en la serie de juegos que nos ocupa, donde hemos visto mucho más trabajo y posibilidades en la cita de Londres que en la de Vancouver.

Para valorar Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos de Invierno: Sochi 2014 lo primero que tendríamos que hacer es intentar olvidarnos de la entrega del evento de 2012, y verlo más como lo que es, la secuela de la anterior competición invernal. Ahora está el Gamepad además de los Wiimotes Plus, pero da la sensación de que el tema de los controles no lo han manejado todo lo bien que deberían. Algunos eventos sólo utilizan el mando heredado de Wii, pero otros realizan la curiosa jugada de obligar al primer jugador a utilizar Gamepad y al resto el control de siempre (siempre puede jugarse sin nunchuk, aunque algunas pruebas se controlan mejor con él). Es una decisión un tanto extraña e impide una competición en igualdad de condiciones. El nuevo mando también se utiliza para un menú extra en el que ver los logros y noticias y para que nos realicen entrevistas – foto incluida - al terminar un evento, lo cual resultar ser una simpática manera de introducir Miiverse (podemos desactivarlas en el menú).

Los controles no responden con la precisión que deberían y hay un gran problema con la calibración de los WiiMote Plus, ya que algunos mandos directamente no los reconoce bien y otros tarda algo de tiempo en hacerlo. Pero lo peor es que cuando llevamos un tiempo jugando, dado que seguramente pasemos por menús, la calibración guardada se pierde y tocará seguramente parar la partida para volverla a ajustar. Son problemas que resultan molestos – solucionables vía parche – aunque no afectan de sobremanera a la diversión. Luego está el Gamepad, que tampoco se escapa ileso de la crítica, ya que salvo en el Curling no ofrece nada extra en el resto de deportes y en algunos incluso no puede usarse aunque sólo haya un jugador, pero sin embargo se hace obligatoria su utilización en varias pruebas para el jugador 1, esté o no solo. Se tendría que haber potenciado más el nuevo mando o, si veían que iba a resultar tan compleja la mezcla como ha sido, directamente ofrecerlo sólo como apoyo para los menús y los comentarios, basar toda la jugabilidad en los Wiimote Plus (que por cierto, son los únicos que pueden utilizarse) y de paso ofrecer el Off-TV del que carece el título.

Mario & Sonic Sochi 2014

Disponemos de dieciséis pruebas deportivas (diez diferentes y seis variantes) y ocho eventos estrella con los que podremos disfrutar en los cinco modos que nos ofrece el juego. El primero es Partida Individual, la manera más rápida de jugar una partida ya sea solo o con amigos a cualquier prueba. Luego tenemos Enfrentamiento legendario, que vendría a ser un `modo historia´ en el que tenemos que superar diferentes pruebas con ciertos personajes (a escoger de un grupo de cuatro) separadas por zonas, y al final de cada una de éstas nos espera un jefe para un duelo especial. Medley Manía es el tercer modo, uno en el que podremos competir por `copas´, realizando una serie de cuatro o cinco pruebas determinadas (aunque podemos crear la combinación que más nos interese) y consiguiendo puntos para ver al final quién es el campeón. Está también Juega y Responde, un curioso modo que abusa de la palabrería y presentación para ofrecernos un concurso en el que tendremos que contestar preguntas con opciones sobre el evento que hayamos jugado, o incluso responder en la prueba en sí. El último modo, VS Mundial, es un buen añadido, ofreciendo rankings de países para incentivar el movimiento, aunque contar con cuatro pruebas únicamente le va a deparar una vida corta.

En cuanto a las pruebas en sí, tenemos algunas bastante más trabajadas que otras y mucho reciclaje respecto al anterior (comprensible en parte, pero mejorable). También hay muchas similitudes entre varias de ellas, pero ahora no estamos en unos Juegos Olímpicos con muchas opciones además de los deportes, sino en una competición en la que todo se realiza sobre hielo o nieve, con las pocas posibilidades que eso ofrece. Donde de verdad vemos la creatividad es en los Eventos Fantasía, con adaptaciones de algunas pruebas a los escenarios de los personajes, con sus objetos y cambios de ritmo bien implementados. Si hay que destacar uno sería la batalla de bolas de nieve, no sólo por la prueba en sí (Mario & Sonic Shooter), sino porque ofrece algo más allá de experiencias basadas en las pruebas reales – lo cual nos lleva a pedir quizás más pruebas de este estilo u otras alternativas que puedan acompañar bien al juego.

Mario & Sonic Sochi 2014

Supongo que lo mejor de este encuentro de Sochi es que se ha mejorado considerablemente el tema técnico, con unos personajes en alta definición menos cuadriculados y mejor integrados con el escenario (aunque luego el público siga siendo un pegote).  Esto ha debido ser gran parte del trabajo durante su desarrollo, lo cual debe dejar más tiempo para mejorar los modos y los detalles en los próximos juegos. Por su parte, el apartado sonoro resulta un tanto extraño. Tenemos algunos temas creados para las competiciones expresamente que acompañan bien aunque no destacan, pero lo más interesante es la inclusión de temas provenientes de los universos de los personajes participantes – aunque no alcanzo a entender por qué los de Sonic son versiones originales y los de Mario son todos remixes. La otra diferencia entre los grupos de personajes radica en que los del fontanero sueltan sus típicos sonidos y frases cortas de toda la vida y los del erizo se permiten alguna frase más y encima están doblados al castellano (recalco que el `sí´ de Sonic cuando lo escoges suena raro). El doblaje no es un mal punto, pero parece que hay una división más notoria todavía entre franquicias, cuando podría haberse intentado llegar a un punto más común.

La plantilla está formada por los mismos veinte personajes que tenemos desde Vancouver 2010 divididos en cinco categorías según su principal talento (potencia, completo, velocidad y habilidad). Todos los grupos que tienen cinco miembros, dos de ellos de un universo y los otros tres del otro, por lo que bien podría haberse añadido otros cuatro adicionales para hacerlo más parejo (una combinación Omega, Rouge, Diddy y Dixie por ejemplo), pero quizás haya que esperar al próximo para eso. Luego están los Mii, que suponen una opción bastante interesante al poder escoger entre todos los que tengamos creados y encima tenerlos personalizados con trajes obtenibles vía logros que modifican sus atributos (que van desde diferente ropa deportiva hasta disfraces de los siete koopalings.

A pesar de que le hemos machacado los puntos negativos, casi todos referidos a la implementación del Gamepad que se ha quedado a medio camino, no estamos ante un mal juego tampoco. Las pruebas resultan divertidas, los menús son rápidos y sencillos y los piques multijugador están asegurados. Con medallas por conseguir en todas las pruebas, modos por superar y logros que desbloquear, la duración puede ser todo lo extensa que queramos. Si te gustan los JJ.OO. de Invierno o esta saga, te gustará (sobre todo si eres capaz de no estar todo el tiempo comparándolo con el de 2012).

¿Qué te parece Mario & Sonic y los JJ.OO. de Invierno Sochi 2014?