Portada » Análisis » Mario Kart 64 (Wii U)

Mario Kart 64

Del Modo 7 a los polígonos.

Mario Kart 64 (Wii U) - AnŠlisis

Viejos y olvidados modos

Mario Kart 64 trajo el multijugador a 4 a nuestros salones. No hay nada más divertido que competir junto a 3 amigos más, aunque ganar nos cueste nuestra amistad.

Así, para un jugador tenemos el modo Mario GP, que consiste en 4 carreras en alguna de las 4 copas disponibles (Champiñón, Flor, Estrella y Especial), lo que hace un total de 16 circuitos (entonces no había circuitos retro, obviamente). Podemos competir en 3 cilindradas distintas: 50, 100 y 150 centímetros cúbicos y, si superamos todos, desbloquearemos un extra, que no es otro que el modo espejo, donde correremos a velocidad de 100 cc pero con los circuitos invertidos. También para un jugador tenemos el modo Time Trial, donde batir el récord de los 16 circuitos del juego, lástima que no podamos acceder al Controller pak para guardar o cargar nuestro fantasma, aún así los récords sí se salvarán en la memoria de la consola.

Siendo 2 jugadores también podremos disputar el Mario GP en cualquiera de sus dificultades y además tendremos 2 modos de juego más: el modo Versus que ha perdurado hasta nuestros días (igual que Mario GP pero sin CPU y con bombas colocadas estratégicamente) y el perdido y añorado modo Battle. En este último nuestro objetivo será pinchar los 3 globos de nuestro rival o rivales mediante objetos evitando que hagan lo propio con los nuestros. La acción aquí se desarrolla en circuitos cerrados creados para la ocasión que hacían que pudiéramos hasta planear estrategias. No es que el modo Batalla no esté en los Mario Kart actuales, es que no tiene sentido que se usen los mismos circuitos del Gran Premio en lugar de arenas cerradas.

Para 3 y 4 jugadores solo encontraremos los modos Versus y Battle, perdiendo así el modo Mario GP, comprensible para la potencia de la máquina.

Wii U sí, Wii U no

La entrada de este título en la Consola Virtual de Wii U es más que bien recibida. Mario Kart 64 sigue teniendo la frescura de entonces y gracias a la conexión por HDMI de la consola luce mejor que nunca, eso sí, en 4:3. Mi original de Nintendo 64 se ve en 16:9 en mi tele, forzados, puede, pero al menos me da la opción de llenar toda la pantalla.

Esta entrega tiene alguno de los mejores circuitos de un Mario Kart, como el Estadio Wario (que mantiene su glitch para atajar medio circuito), la Jungla DK o el Valle de Yoshi, así como el divertidísimo modo Battle que tanto añoramos hoy y que no entendemos cómo puede haber desparecido.

En Wii U encontramos el manual electrónico, como es costumbre, y un detalle muy especial: el manual original escaneado para la ocasión. No deja de ser una anécdota pues no le prestaremos la menor atención, pero se agradece.

Como ya hemos dicho al hablar de la parte técnica del juego, la versión que hemos recibido de Mario Kart 64 es la NTSC, lo que nos permite verlo en teles a 60 hercios; vale, la diferencia no es mucha comparándolo con nuestro PAL, pero sí es reseñable.

Mario Kart 64 pesa apenas 57 megas (para los que miréis el espacio de vuestro disco duro) y sale a la venta a un precio de 9,99€. Podría ser más barato, máxime cuando hemos perdido detalles como guardar nuestro fantasma, pero las horas de diversión que promete son casi infinitas.