Portada » Análisis » Mario and Donkey: Minis on the Move

Mario and Donkey: Minis on the Move

Como rivales eran buenos, como amigos son geniales.

Mario and Donkey: Minis on the Move - Análisis

Nintendo lo ha vuelto a hacer. En DSiWare lanzaron una entrega de la saga Mario vs Donkey Kong que fue de lo mejor del catálogo digital de la anterior portátil de la compañía y ahora, en la eShop de Nintendo 3DS aparece una entrega que, compitiendo contra muchos más títulos de gran calidad, vuelve a destacar.

Lo sorprendente de este juego es que no han querido ir por la vía fácil, que hubiera sido seguir la fórmula ya consolidada en entregas anteriores y añadirle un par de extras y punto, sino que la mecánica ha sido remodelada. Eso sí, el concepto básico de la saga sigue ahí: nuestro objetivo es llevar a los adorables minis hacia una meta recogiendo todos los objetos que haya en el camino y esquivando obstáculos y enemigos.

Los puzles han cambiado, ahora se desarrollan en tableros de diversas dimensiones. En la pantalla inferior los veremos totalmente desde arriba para apreciar bien sus cuadrículas, ya que será ahí donde realmente trabajemos, y en la pantalla superior tendremos una visión isométrica en 3D para apreciar con detalle el escenario y a nuestros adorables personajes. Un detalle muy de agradecer es que en cualquier momento podremos rotar el escenario 90 grados con los botones L y R, para que así tengamos la perspectiva que más nos interese. ¿Cómo se juega entonces a este juego? Pues depende de qué modo de juego escojamos: Mario en marcha, Palacio de las piezas, Revuelta de Minis y Enredo selvático, aunque en todos ellos nuestro objetivo para recibir una estrella de oro será conseguir en una sola partida unas medallas que hay repartidas por el escenario antes de llegar a la meta.

Mario and Donkey: Minis on the Move

En el primero de ellos, compuesto de sesenta niveles, tendremos que fabricar un camino para que nuestros juguetes puedan llegar desde una salida hasta una estrella que hará las veces de meta. Algunas piezas ya están colocadas y otras tendremos que ponerlas nosotros, aunque no podrán ser las que queramos siempre, ya que a la derecha de la pantalla tenemos una tubería en la que irán cayendo las casillas que podremos utilizar. Aparecerán aquí fragmentos con diferentes formas de camino - ya sea una recta o una curva - siempre en una dirección concreta, y unas piezas bomba que nos ayudarán a eliminar casillas que hayamos colocado mal por error o algunas en las que primero necesitábamos una pieza pero en las que más adelante necesitaremos otra.