Portada » Análisis » LEGO Indiana Jones

LEGO Indiana Jones: La Trilogía Original

Ti-toritoooo, ti-toriiiii. Indy utiliza los tópicos de sus aventuras para mejorar la fórmula de juego LEGO. Descubre cómo.

LEGO Indiana Jones - Análisis

La inclusión del manejo de objetos no se limita a lo que se puede usar para resolver el camino, sino que también se ha aplicado al combate. Ahora, muy a lo Indiana Jones, se puede pegar con sillas o botellas, o lanzarlas a distancia. Queda estupendo que el arqueólogo pueda, además, coger los objetos interactivos desde la distancia, con su látigo. Por último, aparte de estos objetos lanzables (hay hasta bananas que intercambiar por cosas con los monos), se ha introducido la posibilidad de recoger las armas de los enemigos para usarlas durante un tiempo: unos tiros con pistolas o escopetas, unos tajos con alabarda o unos lanzamientos de jabalina servirán bien para defenderse en una reyerta llena de malos... pero el mejor es el lanzacohetes, espectacular, destructor y también utilizable contra el escenario ara avanzar. Es verdad que los jedis eran mucho más poderosos en esto de la lucha, con sus sables que mantenían la distancia y paraban los disparos. Pero Jones tiene ese estilo ochenteno en el cuerpo a cuerpo, con sus puñetazos exagerados, sus ruidos típicos de pelea y hasta sus "llaves" habituales, levantando a un tío por encima del hombro o pegando a otro con los pies: todo está perfectamente recreado y queda muy gracioso.


Graciosos siguen siendo todas las escenas cinemáticas con esa presentación que mantiene los ángulos de las películas y añade los puntazos absurdos a los que nos acostumbran los juegos de estos muñecos. Memorable, por otro lado, es lo que pasa cuando por primera vez (y de suerte) le das un latigazo a cierta distancia a una de las chicas-Indy. Un guiño que derretirá a cualquier fan.

Los vehículos también han ganado en utilidad. En este juego no son siempre un mero adorno y hay que dominarlos para alcanzar secretos o la salida de la zona. O para atropellar a todos y hacerlos piezas, claro. Una vez más, hay desde camiones enormes a elefantes, pasando por bicis o barcas, también superando a los de Star Wars. De forma ágil se ha construido, por ejemplo, el nivel de persecución de El Arca Perdida, en el que habrá que ir cambiando de camión sin dejar de hacer (por supuesto) la acrobacia para meterse en la cabina de un salto a la vez que se expulsa al conductor.

Eso sí, no hay nada que haga especial a este juego en su versión Wii, porque el control vuelve a no pretenderlo ni necesitarlo y lo único que aporta es poder agitar el Wiimote como si fuera el látigo (anecdótico) y algún gesto adicional. Una vez más, no habría quedado mal un espacio dedicado al control de Wii y el látigo, aunque fuera en un pequeño apartado.


Has elegido... sabiamente

Esta Trilogía Original de las aventuras del Dr. Jones raya a un nivel muy alto. Las horas de juego son más que suficientes (obviamente no llega a las del doble paquete SW) y en el camino se disfruta con las inteligentes novedades y recreando y extendiendo las escenas de un mito del cine de aventuras. Tiene algún problemilla de cámaras y de resurrección (a veces aparecerás para morir continuamente), pero pocas molestias más se encuentran. John Williams se oye tan excelente como en las Galaxias y el acabado de ruinas, selvas y escondrijos nazis se ve algo más bonito que el espacial. Lo más importante: más vale calidad que cantidad, y la diversión a dobles de Indiana puede superar a la de Star Wars, pese a que sea "un solo juego". Si te encanta jugar con los LEGO en la consola, añadir éste no sobra, es obligatorio. Si es cuestión de iniciarse con uno de los dos... que decida si prefieres la Fuerza y los planetas o los tesoros, látigos y sombreros.