Portada » Análisis » Kung Fu Rabbit 3DS

Kung Fu Rabbit

Analizamos Kung Fu Rabbit, un plataformas para 3DS en el que liberar conejitos.

Kung Fu Rabbit 3DS - AnŠlisis

Kung Fu Rabbit 3DS no no viene de nuevas, ya que su distribuidora, Neko Entertainment, se lo ha traído a este y a The Mysterious Cities of Gold de Wii U a Nintendo 3DS. Es un paso más para ir teniendo diferentes versiones y que cojamos la que más nos interese. De nuevo, la aventura desarrollada por Ctools Studio nos lleva a salvar a los bebés conejos de las malvadas garras de los aliens viscosos y negros, y la experiencia se mantiene casi intacta.

Los cambios respecto a la versión de sobremesa están en la distribución de los elementos de la pantalla. En la táctil tenemos todos los menús para movernos por ellos usando el lápiz (aunque también con botones) y los poderes equipados, dejando la pantalla superior sólo para la acción. Lo que si se nota obviamente es el cambio de resolución, donde antes el HD dejaba mucho más bonitos los colores y los bordes no estaban tan cuadriculados como en esta versión, aunque hay que ser muy tiquismiquis para notarlo. Lo mismo ocurre con el framerate, algo inferior pero tras un par de niveles te acostumbras enseguida y no requiere más. Además, no se ha incluido 3D en esta adaptación, algo que podría haber quedado bien pero que quizás hubiera supuesto más trabajo del que se preparó para la conversión.

La sencillez es la clave de Kung Fu Rabbit 3DS y por ello sólo disponemos de un botón, el de salto, que cuanto más lo pulsemos más alto llegaremos. No es necesario nada más y todo se hace en base a eso, como rebotar por las paredes o deslizarse por ellas. El combate se basa en golpear, o más bien pasar por encima, a los enemigos por su punto débil, marcado en color azul y que suele estar en su espalda. Cualquier contacto con otra zona supone muerte y vuelta a empezar del nivel.  Todo lo que veamos de color negro es malo, y sólo las cosas que tengan también azul podrán derrotarse, teniendo otros seres que son inmortales y que tendremos que esquivar, especial atención a los que escupen gotas mortíferas, que además de obligarnos a estar pendientes de ellas, producen un sonido insoportable.

El planteamiento del juego se desarrolla en 60 niveles divididos en tres mundos, más una zona extra de secretos con otros veinte. Al principio son fáciles y luego se van complicando, aunque sólo los últimos serán un auténtico reto. Por suerte la brevedad de las fases hará que nunca perdamos la cabeza, y si lo hacemos, podemos pasar por la tienda a comprar accesorios que nos faciliten la vida, desde consumibles que derrotan a los enemigos hasta habilidades permanentes (sólo se puede tener equipada una) que nos permiten saltar más alto o derrotar a los enemigos mortales sin tener que pasar por su punto débil. Sin lugar a dudas la opción de volver todo más fácil está ahí, pero sólo si queremos utilizarla, de manera que jugadores con distinto nivel puedan tener una experiencia igual de satisfactoria. El dinero, en forma de zanahoria, lo encontramos a modo de tres unidades más una dorada de más valor en cada nivel, además de ser premiados con más cuando completamos los logros del juego. Las zanahorias doradas siempre vuelven a aparecer, por lo que incluso podemos rejugar niveles para comprar objetos si nos atrancamos y nos hemos quedado sin dinero.

Kung Fu Rabbit 3DS

El dinero también puede usarse para desbloquear mundos antes de tiempo e incluso el nivel de dificultad Hardcore Rabbit, que vuelve a ponernos los ochenta niveles anteriores con la dificultad que estaba presente en los últimos desde el primero, dando así la sensación de que sean completamente nuevos, por lo que podemos decir que el número total de fases asciende a ciento sesenta. Aunque el nivel normal se puede superar en menos de tres horas sin problemas, quizás las muertes que suframos en esta nueva dificultad hagan que tardemos considerablemente más, salvo que le hayamos cogido el tranquillo desde el principio y nos vuelva a durar lo mismo.

Ahora, en cuanto a los niveles, los de Kung Fu Rabbit 3DS son simples en diseño y concepto, pero enganchan por su brevedad y mecánicas variadas que, pese a no ser muchas, al ir introduciéndose poco a poco nos atrapan más. En cada uno de ellos tenemos que llegar al final a rescatar a un conejito, previa recogida de zanahorias si vamos a ir completándolos con un Perfecto por el camino. Tenemos en nuestro camino muros que se rompen cuando los tocamos, otros que aparecen y desaparecen, trozos de techo que caen dispuestos a aplastarnos y, sobre todo, mucha cosa negra por los suelos y paredes para limitar nuestro avance.

Hay una serie de artefactos mágicos que se obtienen conforme se avanza en la aventura y que pueden resultar interesantes. Uno de ellos nos permite descubrir zonas secretas (paredes que se pueden atravesar) en las que se esconden las zanahorias doradas en ocasiones, algo que estaría bien poder desactivar si queremos explorar más pero que viene bien para aquél que quiere encontrarlas no importa cómo. El otro es una piedra que, al morir una vez en un nivel, deja la silueta de nuestro fantasma en ese lugar para que estemos preparados y no volvamos a cometer el mismo error (aunque en Wii U se mostraban más de estas siluetas y no sólo la última). Las vidas son ilimitadas, por lo que no hay tampoco que temer al error constantemente, ya que muchas veces el instinto nos lleva a avanzar sin pensar.

Kung Fu Rabbit 3DS

En resumen, Kung Fu Rabbit 3DS es simple y adictivo, y el cambio a portátil, aunque no le siente bien técnicamente, sí favorece su propuesta de partidas rápidas con sus niveles cortos. La duración como ya hemos dicho no es extremadamente larga, pero viniendo originalmente de móviles es algo comprensible y que incluso no queda mal. Como hemos mencionado, las cinco-seis horas entre sus dos dificultades fácilmente se las puede llevar, por lo que no tiene mucho que envidiar a otros juegos de caja cuyas campañas se quedan en eso o menos. Finalizo citando a Arturo Albero, quién realizó el análisis de la versión de Wii U: “Pequeños juegos como Kung Fu Rabbit 3DS son los que hacen grandes a las plataformas digitales de descarga.”