Portada » Análisis » Inazuma Eleven 3 Rayo Celeste / Fuego Explosivo

Inazuma Eleven 3 Rayo Celeste / Fuego Explosivo

¡Juguemos al fútbol!

Inazuma Eleven 3 Rayo Celeste / Fuego Explosivo - Análisis

Hace unos años que el anime y los juegos de Inazuma Eleven irrumpieron en Europa como un Tornado de Fuego. Enganchando a su paso a cientos de jóvenes a las aventuras de un portero (Mark Evans) y de un delantero (Axel Blaze), del mismo modo que hicieron hace dos décadas un tal Oliver Atom y Benji Price. Pero esta aventura que se inició en las pantallas de Nintendo DS ahora llega a su fin en las de Nintendo 3DS, con Inazuma Eleven 3: Rayo Celeste y Fuego Explosivo

Porque la versión que nos acaba de llegar a las estanterías no es el Inazuma Eleven 3 original que se lanzó en Japón durante 2010, sino una porción del recopilatorio Inazuma Eleven 1.2.3 que mejoraba algunos aspectos de cara a su adaptación a Nintendo 3DS. 

Inazuma Eleven 3

Primero fue Japón, después la galaxia y ahora a por el mundo

A Mark y a sus compañeros del Raimon los vimos apunto de desaparecer, pero también de recobrarse ante las adversidades para finalmente auparse como el mejor equipo de Japón. Luego vinieron los miembros de la Academia Alius y tocó recorrer con ellos todo el país combatiendo contra estos alienígenas... Pero eso ya es cosa del pasado y ahora toca pensar en el mundial, o más bien en el torneo Fútbol Frontier Internacional.

De este modo Inazuma Eleven vuelve a sus orígenes, los torneos de fútbol, pero lo hace a lo grande,seleccionando a los mejores jugadores de las dos entregas anteriores y añadiendo un par de nuevos al grupo. Todos ellos reunidos para enfrentarse a los mejores jugadores del mundo: Brasil, Italia, Inglaterra, España, USA, Argentina o Costail, una nación onírica de África.

Al igual que sucedió con la segunda entrega, Inazuma Eleven 3 nos ha llegado a las tiendas en dos versiones:  Rayo Celeste y Fuego Explosivo, y aunque básicamente ambas ofrecen la misma historia, el elegir una u otra versión hará que los jugadores fraternalicen con una subtrama protagonizada por Bianchi (Rayo Celeste) o por Hector Helio (Fuego Explosivo). Es decisión del comprador elegir cuál disfrutará.

Por lo demás, el elemento central de la historia sigue girando en torno al balón y a valores como la amistad o el espíritu de superación. Siempre desde un enfoque pensado para los más peques de la casa. Con una historia típica de shonen japonés, que en ocasiones resultará algo insulsa y bastante previsible, pero que al final cumple su principal cometido: entretener.

Goles con mucho Stylus

Al igual que en las dos anteriores entregas de Nintendo DS, Inazuma Eleven 3 sigue apostando por una mezcla entre el típico RPG japonés y un juego de fútbol. Una amalgama que a priori puede parecer aceite y agua, pero que desde la primera entrega ya dejaron claro que podían ser compatibles y aquí lo vuelven a demostrar aplicando la misma fórmula.

Con un desarrollo que recuerda a lo visto en algunos Dragon Quest pero aplicado a un mundo contemporáneo, en que el jugador toma el control de un pequeño grupo de personajes que lo siguen en fila india y se va desplazando por diversas localizaciones. Como todo RPG, no faltan los numerosos personajes con lo que poder conversar, los cofres repartidos por el mapa que esperan ser abiertos o las distintas tiendas en las que conseguir nuevo material deportivos y supertécnicas.

Pero la salsa de los Inazuma Eleven se encuentra en los enfrentamientos futbolísticos. Porque como en todo buen RPG, tienen que haber combates con adversarios y lo aquí ha hecho Level-5 es convertirlos en pachangas aleatorias y divertidos partidos de fútbol.