Portada » Análisis » Guitar Hero World Tour Wii

Guitar Hero World Tour

La música vuelve a sonar fuerte en Wii. La guerra de bandas ha llegado.

Guitar Hero World Tour Wii - Análisis

La vieja fórmula renovada y ampliada, eso es Guitar Hero World Tour. La necesidad de adaptarse al mercado para no quedar por detrás de una audaz competencia ha servido en esta ocasión para esforzarse más que nunca en mejorar la experiencia de juego de un título, de por sí, adictivo y divertido.

Guitar Hero es para todos. Desde el superpro capaz de digitar a la velocidad de la luz hasta el novato al que se le acalambran los dedos, desde el que se divierte con los amigos perpetrando "Livin' on a prayer" a grito pelado hasta el que gusta de la competición online al más alto nivel. Todo el mundo tiene su cabida en este juego musical auspiciado por Activision.

En Este Guitar Hero, el hardware asume un papel aún más protagonista que en anteriores partes. No sólo estamos hablando de la guitarra, sino de la batería y del micrófono. No dan en absoluto la sensación de cachos de plástico, sino de robustez y buen diseño. Los instrumentos requieren el uso del Wiimote para que funcionen, mientras que el micrófono se conecta al puerto USB, aunque se sigue necesitando de un Wiimote para escoger las opciones de juego. La guitarra trae nuevas funciones, una nueva hilera de botones en el mástil destinada a los punteos, para lucirnos y personalizar aún más nuestras interpretaciones. El micrófono tiene un aspecto profesional y es agradable al tacto, mientras que la batería tiene un aspecto realmente bueno, y se siente aún mejor.

La interfaz del juego es la habitual, pero adaptada hasta para cuatro jugadores. El clásico scroll vertical en el que van a pareciendo las notas se divide hasta en tres, uno por cada instrumento, mientras que la letra y el medidor de entonación quedan en la parte superior. Cada instrumento tendrá su propio multiplicador (que aumenta a medida que encadenamos más notas acertadas), mientras que la puntuación y el medidor de la actuación será común para todos los miembros de la banda. El conocido modo estrella, que nos salvará las castañas cuando vayamos ajustados o mejorara nuestra puntuación para batir el record, se activa de forma diferente en cada instrumento. En el caso del micrófono será dándole un golpe seco, la guitarra poniéndola en vertical y el de la batería, golpeando los dos platos a la vez (no se considerará como error). En caso de que juguemos en banda, la barra de estrella será común, pero será importante que varios del grupo la activen de forma simultánea, para que sumen las puntuaciones.