Portada » Análisis » Guitar Hero: Warriors of Rock

Guitar Hero: Warriors of Rock

El solo del cisne

Guitar Hero: Warriors of Rock - Análisis


No sólo eso, sino que para los usuarios españoles tenemos un hándicap adicional, ya que hay ciertas melodías que tendremos que tocar, canciones en las que se nos explica intercalada la historia de nuestra caída, de nuestra poderosa hacha, de cómo la perdimos… y que nos cuenta un narrador en un completo y perfecto inglés sin subtítulos de ningún tipo. ¿A nadie se le ha ocurrido que la gran novedad, el hecho distintivo de esta entrega de Guitar Hero, debería ser disfrutado por el público hispano? No digo ya doblado, pero sí subtitulado. Es lo mínimo exigible.

Un segundo tema que no termina de encajar son los logros por canción. Cada canciones tiene una serie de objetivos que podremos cumplir, todo encaminado a desbloquear nuevos trajes, guitarras y canciones (las menos) para nuestros personajes. Sin embargo, ¿es realmente necesario incluirlos? Parecería más bien una secuela de la “logritis” instalada en todas partes que un añadido necesario en un juego en el que puedes jugar con tres colegas más y conectarte a internet en media docena de distintos enfrentamientos, casi un centenar de canciones nuevas, las que tengas importadas de juegos anteriores y lo habitual que encontramos en un Guitar Hero. ¿Molestan? No, pero el contenido es tan vasto que ponernos ahora a conseguir objetivos específicos en cada canción es rizar el rizo y pasar olímpicamente del objetivo: disfrutar con el juego y la música.

A los modos multijugador clásicos hay que destacar una opción exclusiva de Wii y que está importada de Band Hero. Podremos conectar la Nintendo DS para que un compañero nos ayude como nuestro pipa. También podremos usar la DS para organizar las canciones evitando entrar en el menú de juego y pausar la partida. Todo un acierto para los momentos en los que Guitar Hero hace su aparición en las fiestas… Si es que no sacamos un juego anterior en vez de éste (lo más probable).

Y como colofón hay que hablar de la dificultad, muy mal calibrada. En general, se ha subido bastante el listón respecto a entregas anteriores, pero en detrimento de los usuarios de nivel medio. O el juego resulta insultantemente fácil o nos frustraremos con un game over en toda regla. No existe una progresión aceptable para ir cogiéndole el tranquillo ni los temas están ordenados por dificultad. Nos podremos encontrar a mitad de juego con un escollo insalvable mientras que el siguiente tema es un paseo militar. Si a esto le sumamos que la guitarra tiende a desincronizarse y el lag entre el dispositivo y la TV es muy inconstante, no tendremos la sensación de ser verdaderos guerreros del rock.

 

Muchas ideas nuevas, algunas realmente buenas, y un intento de volver a los orígenes de la saga con temas más metaleros y más dificultad, pero se queda a medias en todo. No hay progresión de dificultad, la guitarra tiende a desincronizarse y tener lag, hay muchas canciones que no tienen razón de ser con el reclamo estético que se ha adoptado y ciertos problemas de localización ensombrecen un Guitar Hero de toda la vida que ha perdido la chispa del rock.

:: comparte tu opinión sobre Guitar Hero: Warriors of Rock con la comunidad ::