Portada » Análisis » FIFA 2012 3DS

FIFA 12

La franquicia deportiva más exitosa de EA Sports debuta con un juego sólido, cargado de opciones y bonito gráficamente.

FIFA 2012 3DS - Análisis

El éxito de la serie FIFA a nivel mundial es indescriptible, pronunciado mucho más estos últimos años gracias a unas entregas sobresalientes en las consolas HD. Por ser todo un éxito, FIFA no ha querido perderse su cita anual en la nueva Nintendo 3DS. Su objetivo: superar a un prematuro PES 2011 3D que no cumplió las expectativas.

FIFA 12 para Nintendo 3DS reúne lo mejor de las entregas de sobremesa en formato portátil, con un resultado bastante sólido, aunque falto de algunas opciones y características, como Conviértete en Portero y un modo Online. Pese a estos contratiempos, el juego convence y divierte a partes iguales, debido en gran parte a la adictiva jugabilidad marca de la casa.

Actualizado desde el primer día

Tras iniciar por primera vez el juego nos daremos cuenta de que faltan los últimos fichajes veraniegos, Falcao sigue en el Oporto, Fàbregas en el Arsenal y Arteta en el Everton por ejemplo. Y lo que es peor, las equipaciones no son las oficiales y han sido sustituidas por otras genéricas muy cutres. Tranquilos, no hay ningún problema. Desde el día de lanzamiento, EA Sports nos proporciona un parche para descargar las plantillas actualizadas y las equipaciones licenciadas. Bastará con entrar en la sección Inalámbrica y estar conectado a Internet. El tiempo de la descarga es bastante prolongado para las equipaciones, pues ocupan algo más de 500 bloques en la tarjeta SD.

Análisis FIFA 12 3DS

Para comenzar, que mejor que probar este FIFA 12 con un partidillo rápido con nuestro equipo favorito. En las opciones previas al encuentro podremos cambiar la duración, la dificultad (tres niveles), cámara, volumen de los comentarios, música, efectos y tipo de control. Precisamente uno de los puntos favorables en esta entrega para Nintendo 3DS es su ajustada dificultad, con una Inteligencia Artificial mucho más trabajada que en la versión para Wii y que nos propondrá un buen reto batirla en su máximo nivel.

Y si en comparaciones con la edición de Wii se trata, el repertorio de cámaras es mucho más amplio que en sobremesa. Tendremos una gran cantidad para elegir, Conviértete en Profesional, Dinámica cercana, Dinámica alejada, Grúa, Televisión... y con opción de poder graduar la altura y el zoom. Para nosotros, la que mejor se adapta es la Dinámica alejada con la barra de zoom a la mitad y la altura al máximo, donde conseguiremos una estupenda visualización de todo el terreno de juego.

Una vez metidos de lleno en la acción del partido podemos comprobar lo bien que se manejan a los jugadores con el Slide Pad. La jugabilidad está a medio camino entre el FIFA de Wii y el HD, lo que se traduce en algo muy divertido y profundo, debido también a la amplia oferta de tácticas que nos ofrecen. Además, cuenta con una buena velocidad y ritmo del partido, al contrario que en FIFA 12 Wii, donde todo es más lento y pesado. Los controles son los mismos que en anteriores juegos, B para pasar, cambiar de jugador y presionar, A para tirar y presión de un segundo jugador, X para pase en profundidad, Y para centrar y entrada fuerte y R para correr. Lo peor de todo es para nuestro gusto el sistema de regates, pelín impreciso y que nos hace pensar en el Expansion Slide Pad. Para ejecutar una bicicleta, elástica o una ruleta, deberemos mantener pulsado A, B, X o Y y a la vez pulsar el botón L. Quizás es por que no estamos acostumbrados, pero para regatear lo mejor que hay es un segundo stick.