Portada » Análisis » EA Sports Active

EA Sports Active - Entrenador Personal

Ahora sí, a perder peso haciendo ejercicio.

EA Sports Active - Análisis

Ya no hay ninguna duda al respecto: Wii ha sustituido al VHS como plataforma favorita para hacer deporte en casa. Lo dicen las ventas de éste y tantos otros títulos que son competencia directa. EA Sports tomó el éxito de Wii Fit, escuchó las críticas al  producto de Nintendo, lo adaptó al estilo de vida occidental y parió un juego mucho más completo. ¿Pero este es para adelgazar o para estar más relajado?

EA Sports Active es un auténtico entrenador personal, es decir, el objetivo es poner en forma a la persona. Y lo consigue, porque hasta el más musculado va a acabar sudando si se lo toma en serio y exprime la máquina (vale, quizá deportistas de élite no). Para lograrlo han combinado numerosos ejercicios que se pueden clasificar en cuatro categorías: cardio, tren superior, tren inferior y deportes (más cardio). De este modo, se garantiza que la persona pueda llegar a tener un entrenamiento equilibrado.

Aunque sea apto para "casi" todos los públicos (porque aquellos que deseen hacer musculación necesitarán otro tipo de entrenamiento), el juego está orientado a quienes están menos en forma, por eso la compañía destaca tanto el Desafío de 30 días. Sabiendo que el problema de los no asiduos al deporte es la constancia, han preparado un programa que alterna ejercicios de todos los tipos y días de descanso, de duración breve (en torno a la media hora), con grandes dosis de motivación. Es muy positivo que se hayan esforzado en atacar al punto débil del comprador, ya que parece que no sólo quieren que compre su producto, sino que también quieren que lo use. Por supuesto que la última decisión dependerá de la persona, pero el calendario, con su distribución de pruebas y sus frases motivadoras ayudan a volver al día siguiente.


Al comenzar, cada jugador escoge su entrenador, el nivel de intensidad y un objetivo entre calorías consumidas, horas de ejercicio y número de entrenamientos, aumentando la versatilidad de EA Sports Active. Después, tras decir si se dispone o no de Balance Board, la máquina preparará el plan. Pero no hay agobios, si algo no cuadra, se le pueden decir y hará el cambio pertinente, es decir, que también es flexible. Otro punto para EA. Al final habrá una comparativa entre el objetivo planteado y el resultado obtenido, así que no hay manera de engañarse a uno mismo.

El tipo de pruebas es versátil, aunque parezca una tontería, gracias al acople del Nunchaku al muslo con el objeto incluido en el paquete. Eso permite, por ejemplo, correr sin necesidad de Balance Board, una actividad que va a estar muy presente. En el resto de pruebas no hay nada espectacular ni falta que hace. Son los ejercicios de toda la vida como estirar piernas, sentadillas, lanzar puñetazos al aire, levantar la goma al estilo de pesas, etc.

Aunque la Balance Board aporta precisión a la forma de realizar los ejercicios, la sencilla goma rosa de este software es una aportación más realista a las actividades. Da lugar a diferentes tipos de ejercicios y su fuerte resistencia permite aumentar la intensidad, tan sólo recortando el trozo de goma usada. La cinta para sujetar el Nunchaku en la pierna funciona igual que la tabla de Nintendo, es decir, es un mero comprobante de que se está ejecutando correctamente.