Portada » Análisis » Dragon Ball Z: Budokai Tenkaichi 2

Dragon Ball Z: Budokai Tenkaichi 2

La serie anime por excelencia llega a Wii obligándonos a levantarnos del sillón para pelear de verdad. Descubre a Goku y compañía con el Wiimote.

Dragon Ball Z: Budokai Tenkaichi 2 - Análisis

 Mención especial requiere el modo de práctica, en esta versión completamente imprescindible, porque donde Tenkaichi 2 demuestra su grandeza es en el control. Todo hay que decirlo, al principio cuesta hacerse al mando, es un sistema nuevo y puede que estemos viciados del anterior Tenkaichi o de los Budokai, o sencillamente al mando de toda la vida, pero cuando se entra en situación es tan inmersivo que cuesta jugar sentado. Cabe decir que si, después de todo, no nos gusta la novedosa propuesta, podremos usar el mando clásico o el de GameCube: para gustos los colores.
Con el stick del nunchaku nos moveremos por el escenario. Las sacudidas del nunchaku se han reservado para acciones de movimiento: esquivar, acometidas, agarres… Por ejemplo: si agitamos el nunchaku hacia arriba mientras apretamos C volaremos, y si lo agitamos hacia abajo aterrizaremos. Al contrario, los del wiimote son para atacar, así podremos asestar golpes finales que lancen a nuestro adversario por los aires o bien es clave para protegernos o lanzar los ataques especiales.


Esto es solo una pequeña parte de los controles, pues resulta muy lioso explicarlo todo, tan solo repetimos la advertencia que al principio cuesta, pero que luego cargaréis con acometida dragón mientras desviáis ráfagas de energía, golpeareis a vuestro adversario media docena de veces, lo lanzareis hacia arriba, os teletransportaréis y lo empotraréis contra un montaña (destruyéndola, por supuesto) para acabar con una devastadora Kamehameha o Final Flash, sin daros cuenta. Eso si, de pie y haciendo la posturita de turno.

 

Cada personaje tiene su forma específico de hacer los ataques especiales, aunque siguen unos patrones parecidos, consistentes en sacar el puntero del encuadre por un lado y meterlo rápidamente, o sacudir el nunchaku dos veces y luego el wiimote. Así, la bola Genki de Goku se hace pulsando Z y B y sacando el wiimote por arriba y luego bajándolo, y la Kamehameha es pulsando Z y B, atrasando l os dos mandos y adelantándolos rápidamente, simulando los gestos de la serie. Para los despistados, abajo a la derecha nos aparecerá una pequeña guía que nos dirá qué tipo de ataque especial estamos ejecutando y por qué paso vamos. Tremendamente útil y un gran acierto.

Lo repetimos una vez más. Suena lioso y cuesta un pelín cogerle el truco, pero cuando lo haces la experiencia es impagable. Tenkaichi 2 marca el camino que se debe seguir para hacer juegos en Wii, aún tratándose de un multiplataforma de la anterior generación.


En definitiva, una muy agradable sorpresa y un gran regalo para los fans. Un juego que es pionero en su género y que, por lo tanto, requiere acostumbrarse a su propuesta, pero que sabe resolverla con solvencia y convence firmemente.

::analiza y puntúa DBZBT2 con la comunidad::