Portada » Análisis » Dragon Ball Z: Budokai Tenkaichi 2

Dragon Ball Z: Budokai Tenkaichi 2

La serie anime por excelencia llega a Wii obligándonos a levantarnos del sillón para pelear de verdad. Descubre a Goku y compañía con el Wiimote.

Dragon Ball Z: Budokai Tenkaichi 2 - Análisis

 En primer lugar es el Dragon Ball más completo hasta la fecha. Contando con las transformaciones de aliados y enemigos superaremos con creces el centenar de personajes, sacados tanto de Dragon Ball, como de sus secuelas Z y GT y los innumerables OVAS que salpicaron su trayectoria. Todos los personajes maravillosamente bien tratados y animados. Cierto que estamos hablando de un port de un juego de PS2, pero se nota el salto, sobre todo en la paleta de colores, mucho más rica y nítida, y en los escenarios, más sólidos y con efectos bastante logrados, como los reflejos en el agua. Sin embargo, el hecho de que sean completamente destruibles y bastante amplios puede que haya hecho mella en su calidad. No es que estén mal, pero Wii puede con más texturas y polígonos.
Otro defectillo es que Tenkaichi 2 no trae opción de 480p, sino que nos tendremos que conformar con 50Hz en formato panorámico,  tal y como ocurría en PS2.

El aficionado de Dragon Ball sólo le puede poner dos pegas a este juego (aparte de no disponer de absolutamente todos los personajes de la serie, como todos los adversarios de los torneos de artes marciales, o cada uno de los espectadores de dicho torneo…): que no incluya modo online (habría sido una completa gozada) y que tampoco se hayan conservado las melodías originales de la serie.
El primer caso ya era de esperar, pues el online de Wii se está haciendo de rogar, pero el segundo es muy extraño, sobre todo después de las críticas vertidas en la anterior entrega del Tenkaichi. El caso es que tenemos una serie de temas desconocidos, muy apropiadas para las voces en inglés, pero para nada para las voces japonesas y para los fans. Sin duda, el aspecto más flojo del juego, sobre todo porque tampoco trae opción de Pro Logic II, sino únicamente mono o estéreo.


 En cuanto a los modos de juego tendremos muchos, y todos muy largos. Hay modo historia, torneo, práctica, lucha por equipos, contra la CPU, contra un amigo… También podremos acceder a una biblioteca de datos, a un set de personalización de nuestros personajes y a un lugar donde poder realizar fusiones para obtener mejores objetos y personajes nuevos.
El modo historia sigue el orden de la serie y los OVAS. Una vez escogido el capítulo en el que queremos jugar (Saga Saiyans, Cooler, etc.) nos moveremos libremente por el mapa del mundo pudiendo acceder a varios puntos. En algunos nos darán pistas, en otros se nos retará a luchar a cambio de objetos y dinero o podremos optar por seguir la trama y avanzar. El dinero y los objetos que nos dan son importantes, porque la personalización de nuestros luchadores será clave para poder salir airosos de nuestros enfrentamientos. Con cada combate, nuestro equipo ganará experiencia y mejorará, y los enemigos pueden dejar caer importantes mejoras que no se pueden conseguir en las tiendas. Este aspecto rolero alarga enormemente la vida del juego y permite conseguir unos personajes únicos.