Portada » Análisis » Donkey Kong Jungle Beat NPC

Donkey Kong Jungle Beat (New Play Control)

Suelta los bongos, Donkey.

Donkey Kong Jungle Beat NPC - Análisis



Lo bueno si breve... No es tan bueno

A nivel gráfico se nota el peso de los años. No es por DK, que luce casi tan bien como en Smash Bros. Brawl, con un esponjoso efecto-pelo que no tiene nada que envidiarle a la reina abeja de Super Mario Galaxy. Los demás personajes peludos también son muy destacables, pero el ya arcaico aspecto de los niveles, especialmente durante los duelos finales, hace que sus orígenes sean muy evidentes.

Pero Jungle Beat no es un plataformas 2D de la vieja escuela. Su jugabilidad es muy intensa y física, y no pararemos de golpear furiosamente a las criaturas que osen enfrentarse al verdadero rey de la jungla. En este sentido es muy divertido y se aleja de la típica mecánica de saltar encima de los enemigos o de darles un golpe con el botón B. No, en DKJB hay que agitar los brazos lo más rápidamente posible para atacar, y esto, junto a sus piruetas aéreas, sus combos y sus trucos ocultos, lo convierten en una experiencia única en su género que todo el mundo debería al menos probar una vez.

No obstante, que nadie se espere que esto vaya a ser una especie de Donkey Kong Country 4 supervitaminado. Las referencias a la ya mítica saga de Rareware se quedan en algunas contadas melodías de fondo y en las animaciones del mono protagonista. Ninguno de los personajes o mundos que tan bien nos conocemos hacen acto de presencia. Ni Diddy, ni Cranky, ni Funky, ni Dixie Kong... Ni siquiera King K. Rool y sus Kremlings se asoman para hacer un cameo. Es como si al equipo de Nintendo no le gustara lo que los británicos hicieron con la franquicia y se decidieran a hacerla partir de cero. Al menos siguen ahí los animales ayudantes: el cabrisonte, la paracardilla, el helipájaro y la orca (sí, una orca, a secas). Aunque se echa de menos al rinoceronte Rambi, todo un clásico.

Los Kremlings han sido sustituidos por una banda de monos malvados que se han erigido como los nuevos reyes de la selva, dejando sin plátanos a todos los monitos. El bueno de DK va a por ellos, enfrentándose por el camino a cerdos, abejas, elefantes mecánicos e incluso monos ninja. Todo un elenco de enemigos nuevos para un juego que rompe con la tradición. En realidad el argumento es lo de menos, no tendremos escenas de vídeo en ningún momento ni nada que nos distraiga de la acción. Es el típico juego en el que tienes que leer el manual de instrucciones si quieres enterarte de la historia.



La pantalla panorámica ofrece una imagen más despejada.

En cuanto a jugabilidad, Jungle Beat es brillante y lo tiene todo para ser un imprescindible. Pero falla en lo esencial, es demasiado corto. Un jugador experimentado tardará una o dos tardes en acabarse la aventura principal, unos doce niveles de alrededor de cinco minutos de duración. Al margen de esto, existen otros pocos niveles desbloqueables, pero para jugarlos será necesario haber hecho puntuaciones casi perfectas en la aventura principal. Para ello deberemos dominar el sistema de combos, sabernos todos los secretos ocultos de cada fase y salir de los combates finales sin un solo rasguño. Quizá le exige mucho trabajo al jugador  para aumentar ligeramente una durabilidad ya de por sí mermada.

Por muy bueno que sea el material original, y por muy trabajada que haya estado la conversión, Donkey Kong Jungle Beat no puede convertirse en un título de primera categoría siendo tan breve. Cuando lo finalizas, sientes que has jugado a la demo de un título que nunca saldrá. Y lo peor es que te han cobrado por ello y además te han dejado enganchado. Porque es muy buen juego, tiene mucho encanto, y si durara el doble o el triple os diría que corriérais a comprarlo. Por desgracia no es así, y esta aventura, que quería ser de sobresaliente, se queda corta y nos deja a medias.



Pros

  + Es el New Play Control! más adaptado a Wii. Es casi un juego nuevo.
  + Un plataformas 2D muy divertido y salvaje.
  + Planteamiento original de vidas y puntuación.

Contras

  - Demasiado corto.
  - No aprovecha el legado de los juegos de Rare. ¿Dónde esta Diddy?
  - Te obliga a dominar el juego al 100% para poder desbloquear más niveles.