Portada » Análisis » Donkey Kong Jet Race

Donkey Kong Jet Race

Una “monada” de carreras a ritmo de Wiimote y Nunchuk.

Donkey Kong Jet Race - Análisis

La sensación de velocidad por otra parte es nula, más que un juego de carreras parece un documental de tiovivos. Se nos proporcionan turbos que incrementan dicha velocidad con cada 50 plátanos que recolectemos, parece mucho pero hay plátanos para aburrir así que tranquilos. Los plátanos estarán sueltos, en grupos de cinco o consiguiendo un plátano dorado que equivale a 50. Además los barriles rojos nos propulsan y nos pueden dar más plátanos aún si realizamos correctamente una sucesión de movimientos que aparecen en pantalla. Pese a ello, el concepto de carrera queda empañado y rebajado a mero paseo. Esto hace que el jugador se canse pronto del juego, tanto por el movimiento continuado como por lo aburrido que se hacen la mayoría de circuitos.

El apartado gráfico es simple, personajes y escenarios presentan unas texturas pobres y las animaciones son escasas. Encontramos los típicos parajes selváticos, montañas nevadas, desiertos áridos, costas paradisíacas, ruinas, volcanes.... variedad que no originalidad. Barriles, carretillas, peces espada y demás guiños al universo Donkey hacen su aparición en este juego, pero todo presenta un aspecto anticuado y desfasado. La paleta de colores es lo más acertado pero pasa inadvertida ante la falta de creatividad que rezuma el juego, dejando una sensación de reciclaje de otros títulos de la franquicia.

 

 

El apartado sonoro tampoco sobresale. Encontramos las típicas melodías y efectos ya oídos con anterioridad. No son desagradables pero se vuelven muy monótonos y no siempre ayudan a dar al juego la sensación de frenetismo y locura que le haría falta. Un detalle acertado es que a través del altavoz del Wiimote podemos escuchar el golpeo de cada personaje en los bongos, siendo cada uno diferente de otro.

No obstante si hay algo que destacar del juego es la cantidad de opciones que nos ofrece. De entrada se nos ofrece la opción de elegir entre miembros de la familia Kong o de la familia Kremling. Los objetos que podemos conseguir a lo largo de los diferentes circuitos se obtienen cogiendo globos rojos o globos azules. Los rojos incrementarán su efecto si usamos a un miembro de la familia Kong y los azules lo propio con los miembros de la familia Kremlin. Un detalle curioso que pierde su gracia dada la escasa utilidad de la mayoría de ítems.

Las carreras se engloban dentro del denominado Gran Premio de la Jungla. Aquí podremos elegir el nivel de dificultad, el número de jugadores hasta un máximo de cuatro, el personaje con el que competiremos y la copa en la que correr. Para acceder a una nueva copa deberemos ganar en la anterior. A medida que avancemos en el juego desbloquearemos nuevos circuitos, personajes y niveles de dificultad, hecho que alarga sustancialmente la vida del disco.

Si queremos empezar el juego sin ir a ciegas o siendo totalmente inexpertos podemos realizar un tutorial en el que se nos explica el manejo y las diferentes funciones en la Academia de Cranky. Otro de los grandes alicientes es la incursión de retos como ya pasara en Mario y Sonic en los JJ.OO. En esta ocasión es Candy quien nos propone una serie de desafíos que superar, algunos bastante difíciles que lograrán picarnos para poder superarlos. A todo esto hay q sumarle la opción de correr una carrera a modo individual, cosa que va muy bien para hacerte con el circuito de cara a las competiciones, y el modo contrarreloj en el que podremos ponernos a prueba a nosotros mismos en pos de batir nuestra propia marca. La opción que le habría faltado sería quizás la incursión de un modo online.

 

 

En definitiva nos encontramos ante un juego tardío y desfasado que plantea unas carrearas lentas, monótonas y cansadas. Si bien hay que admitir la intención de ofrecer algo novedoso, Donkey Kong Jet Race no hace honor a su protagonista y acaba por ser un juego como mucho curioso. Sin olvidar lo imperdonable de no poder jugar con los bongos de Gamecube.

::Deja tu opinión sobre Donkey Kong Jet Race en el foro::