Portada » Análisis » Doctor Lautrec y Los Guerreros Olvidados

Doctor Lautrec y los Guerreros Olvidados

Layton parece, Pokémon no es; Un popurrí de géneros, Lautrec sí es.

Doctor Lautrec y Los Guerreros Olvidados - Análisis

Los puzles del Doctor Lautrec y los Caballeros Olvidados siempre se dividen en cinco tipos: crucigramas, puzles con figuras geométricas, buscar las diferencias entre dos imágenes, los puzles de lógica y una mezcla entre buscaminas y picross. Una variedad de  rompecabezas que puede terminar siendo escasa y no muy complicados de resolver. Salvo que se cruce en el camino algún que otro puzle de buscar las diferencias, en el que las diferencias no se diferencian. Pero para estos casos, siempre se puede recurrir a una de las tres pistas que habrá disponibles en cada puzle.

Análisis Doctor Lautrec

Normalmente estas puertas-puzle suelen ser la antesala del objetivo final de cada mazmorra: los tesoros animados. Una serie de objetos poseídos por espíritus de seis tipos a los cuales hay que domar. La mejor forma de lograrlo es gracias a los tesoros que ya tengamos o las joyas que hayamos conseguido en el mismo laberinto. Con un toque RPG, mandamos a los tesoros a combatir colocándolos en un pequeño tablero hasta que los hayamos debilitado (o domado) o nos quedemos sin huecos o tesoros para combatir.

Pero una de las principales pegas de estos tesoros animados se encuentra en que, aunque estos espíritus pueden subir de nivel, el juego tampoco incentiva ni ayuda a que los jugadores se entretengan en ello, por lo que al final simplemente buscaremos la misión con el mayor número de estrellas para así conseguir tesoros más poderosos que nos permitan seguir avanzando en la historia principal del juego.

Análisis Doctor Lautrec

El que mucho abarca...

El resultado final de el Doctor Lautrec y los Caballeros Olvidados es una sensación de haber tenido muy buenas ideas pero que no se han sabido plasmar bien. Y es que pese a la gran variedad de géneros que incorpora el juego con cambios en su jugabilidad, en su apartado gráfico, en sus escenas animadas (de muy buena calidad) o en sus tipos de puzles, al final parece que siempre estemos haciendo una y otra vez las mismas acciones. Y lo mismo se aplica en el abuso una y otra vez de los mismos personajes, los mismos fondos, las mismas melodías y, hasta en ocasiones, el escuchar una y otra vez las mismas conversaciones del doctor Lautrec.

Y es una lástima, porque es bastante agradable recrearse visitando las calles y monumentos de París, así como darle un repaso a la historia francesa gracias a lecciones de lo más didácticas. Por no mencionar que los diálogos de gran parte del juego, y no son pocos, están completamente doblados al inglés (los textos están sí se encuentran traducidos al español).

Konami tiene una buena base si quiere convertir al juego del doctor Jean-Pierre Lautrec en una nueva serie de videojuegos, pero antes tendrá que pulir y mejorar todos esos defectos que al final dan la sensación de haber llegado con prisas a las tiendas pese a sufrir numerosos retrasos.

¿Y tú? ¿Qué nota le pones a Doctor Lautrec y los Guerreros Olvidados?