Portada » Análisis » Doctor Lautrec y Los Guerreros Olvidados

Doctor Lautrec y los Guerreros Olvidados

Layton parece, Pokémon no es; Un popurrí de géneros, Lautrec sí es.

Doctor Lautrec y Los Guerreros Olvidados - Análisis

Lo primero de todo, permitidme la licencia a la hora de empezar este análisis para dejar clara una cosa: los parecidos entre el Doctor Lautrec y los Caballeros Olvidados y el Profesor Layton empiezan y terminan en el sombrero de ambos y su pasión por la arqueología.

Y es que es cierto que, de primeras, uno fácilmente puede hacerse una idea preconcebida del juego de Konami y hasta esperar algo similar. Pero en ese caso el chasco puede estar asegurado, porque lo que ofrece el Doctor Lautrec es un popurrí de géneros que hace que se parezca lo mismo a la saga de Level-5 que a un título de Pokémon.

París, la ciudad del amor... y de los aventureros

A las puertas del s.XX, París se engalana para la Exposición Universal de 1889 con una Torre Eiffel a medio construir. Pero algo se esconde en el subsuelo de la capital francesa. En un laberíntico entramado de galerías, se mueven una serie de aventureros entre los que se encuentra un doctor en arqueología del Museo de Historia Natural, Jean-Pierre Lautrec, y su inseparable ayudante, Sophie Coubertin. Ambos recorren el subsuelo de París en busca de ‘tesoros animados’. Pero la vida de ambos tomará un rumbo distinto el día que una joven entra en el despacho del doctor pidiendo ayuda. Y es que Marie, como así se llama la muchacha, posee un artilugio que es capaz de llevarles hasta un tesoro del mismísimo Luis XIV, el Rey Sol.

Una historia principal que por su número de capítulos, y sobre el papel, se podría quedar algo corta, pero gracias a la obligación implícita de tener que realizar un buen número de misiones secundarias, hace que al final las aventuras de este doctor en arqueología de carácter pedante, presuntuoso y narcisista se puedan quedar en un mínimo de entre 15 y 20 horas.

Análisis Doctor Lautrec

Sea en el hilo principal de la historia o en sus misiones secundarias, el juego de Konami se podría dividir en dos grandes, y principales, apartados: la superficie y el subsuelo de París. Porque dependiendo del lugar en el que se desarrolla la acción, la mecánica del juego varía.