Portada » Análisis » Disaster: Day of Crisis

Disaster: Day of Crisis

Monolith Productions trae a Wii un título de acción trepidante y que sabe aprovechar el control de Wii. Desayuna bien porque, definitivamente, con Disaster: Day of Crisis te esperará auténtico día de perros.

Disaster: Day of Crisis - AnŠlisis

 Hablar de Disaster: Day of Crisis, es hablar de una de las grandes promesas iniciales con las que Nintendo anunció una nueva franquicia con el lanzamiento de Wii al mercado. Fue en el E3 de 2006 donde se pudo ver por primera vez aquel vídeo espectacular que a modo de intro nos prometía un título de catástrofes y acción, enfocado a un público más tradicional que busca algo más de profundidad en un videojuego. Tras ese tráiler vino una larga temporada de anonimato y silencio, donde nada se sabía de esta última apuesta de Monolith. para Wii. Finalmente empezaron a salir unas pocas imágenes "in game", algún que otro vídeo, y sin más, de la noche a la mañana, anunciaban casi de forma inminente su salida al mercado en Japón y los territorios PAL.

Pues bien, aquí lo tenemos, y es hora de ver si con ésto la "Second Party" de Nintendo ha cumplido los deberes, y sobre todo, si ha cumplido con las expectativas que había sobre Disaster: Day of Crisis. Y se podría decir que así ha sido. Estamos ante un título lleno de claroscuros. Las partes de claridad, afortunadamente, son más abundantes, pero tiene fallos que lo alejan de ser un juego sobresaliente, pese a que no deje de ser de notable bien merecido.


Poniéndonos en materia, tras encender nuestra Wii, e iniciar el juego, ya debemos cambiar el chip. Ahora somos Raymond Bryce, miembro de un equipo de rescate de élite al que no le importa jugarse el pellejo con tal de salvar el mayor número de vidas posibles y así comienza su historia (spoilers del nivel tutorial). Estamos realizando una labor de rescate en unas montañas en Sudamérica donde un volcán ha entrado en erupción. Esta misión nos servirá a modo de tutorial para hacernos con los controles más básicos de movimiento y cámaras. Podremos saltar, esprintar, correr, agarrarnos a salientes o golpear objetos moviendo agitando los mandos de Wii. La cámara podremos manejarla a nuestro antojo con la cruceta analógica, aunque si pulsamos 'c' la podremos situar justo detrás de nosotros, y la verdad es que es la mejor opción, porque afortunadamente en Disaster la cámara, salvo excepciones, siempre estará situada en el mejor ángulo posible para poder jugar.

 Bien, pues seguimos en el Monte Águilas, en Sudamérica. Desafortunadamente, el helicóptero que nos llevaría sanos a casa junto a nuestro mejor amigo, Steve, es destruido por una enorme bola incandescente proveniente del volcán. Habrá que salir de este lugar que está a punto de colapsarse si queremos seguir rescatando a gente en situaciones parecidas a la que ahora mismo nos encontramos, lo que será un objetivo transversal a todas las misiones. Pero algo sale mal, Steve se rompe la pierna y un deslizamiento de tierra os lleva a ambos a una situación peliaguda. Tu compañero de fatigas te pide que si algo saliera mal, cuidaras de su hermana y le entregaras una brújula que siempre le ha dado suerte. Por supuesto tu, Raymond Bryce, ex marine y gran rescatador de personas, dices que algo así no pasará. Pero por desgracia, otro temblor de tierra os lanza a ambos al borde de un precipicio, y esta vez, nada puedes hacer por tu amigo, que cae dramáticamente a un abismo repleto de lava.