Portada » Análisis » Dewy's Adventure

Dewy's Adventure

Happy, happy, smile, smile, smile. It`s Dewy`s fairy tale.

Dewy's Adventure - Análisis

En su aventura, Dewy también se enfrentará a diversos enemigos y tendrá que resolver algunos puzles. Como toda heroína, posee poderes únicos, que en su caso son el dominio de la temperatura y de los elementos. Con la cruceta haremos subir y bajar la temperatura momentáneamente, afectando tanto a los personajes como a los entornos. En concreto, el calor transforma a la gota de agua en una nube capaz de descargar truenos que dejan ‘pajarito' al enemigo más duro, mientras que el frío la convierte en un trozo de hielo macizo con un poderoso ataque. Para terminar, Dewy posee la habilidad de provocar terremotos o vendavales mediante el meneo del Wiimote, ambos muy útiles para derrotar a los enemigos o para superar algunas dificultades en el terreno. Y aquí se encuentra el que quizá sea el punto más fuerte juego. Aunque no se trate de un juego de estrategia, será necesario pensar en todo momento cuál es la habilidad más apropiada para abatir a los malos o para descifrar un puzle. Por ejemplo, será necesario aplicar frío cuando nos enfrentemos a ciertos enemigos para congelarlos antes de atacarlos, o para enfriar y endurecer los ríos  de lava antes de cruzarlos. En otras ocasiones, habrá que aplicar una ráfaga de viento para elevar algunas plataformas o para hacer girar una polea, o provocar un terremoto para romper algunas piedras que corten el camino.

Esto no significa que en Dewy's Adventure vayamos a estar más tiempo atascados que avanzando. Al contrario, son movimientos bastante obvios, pero están muy bien implementados para tener siempre a las manos y a la mente entretenidas, y para evitar la monotonía y la repetición en las pantallas y en los mundos. Esta virtud se hace fuerte en los enemigos intermedios y en los monstruos finales, ya que será necesario encontrar qué habilidades hay que emplear y en qué orden para vencer a cada uno, atacando a su punto débil. Una vez más, Mukaitoge ha pensado en los más pequeños y una ventanita orientará ante cualquier dificultad.

Dewy en el E3

Ya que hemos mencionado a los enemigos, hay que hablar de la riqueza estética del título. Este tapiz de colores presenta un diseño de personajes muy original y una producción muy sólida. Resalta el uso de ciertas técnicas muy poco vistas en los juegos para Wii como el normal mapping presente  en los jefes finales, muy buenos efectos de partículas y texturas muy ricas en otros enemigos y en la propia Dewy. Para rematarlo hay que mencionar que no se aprecia ni uno de los dientes de sierra que parecen perseguir al catálogo de esta consola. La parte negativa está en la escasa variedad, ya que los malos comunes son sólo una docena que se repiten variando la paleta de color. Lo mismo puede decirse de los Eau, las otras gotas que Dewy tiene que rescatar.

Quizá lo más chirriante de este plataformas llegue por el lado del sonido, ya que la dulzura excesiva también se llama subida de azúcar, y no es sano. Siempre entonada por un coro infantil, en la banda sonora destaca la bonita y pegadiza canción que subtitula este análisis. Sin embargo, durante la aventura van acompañando unas piezas simples. En cuanto a los personajes, todos los sonidos quedan eclipsados por los grititos agudos que Dewy produce en cada uno de sus saltos y gestos, y por los de sus amigas cuando son rescatadas.