Portada » Análisis » Dead Space Extraction

Dead Space: Extraction

Visceral Games trae a Wii Dead Space con un aspecto inmejorable para sumergirnos en los orígenes de la peor y más aterradora tragedia espacial sufrida por la raza humana.

Dead Space Extraction - Análisis

El género de los survival horror ha tenido un largo recorrido desde sus orígenes hasta la actualidad. Mansiones encantadas, misteriosas mazmorras, islas remotas, poblaciones desoladas, bosques  tenebrosos o naves espaciales han servido de escenario para que zombis, alienígenas, fantasmas, toda clase de seres sobrenaturales e incluso dinosaurios nos pusieran en situaciones acongojantes que nos erizaran, con un mando o un teclado en las manos, cada pelo del cuerpo. Tras un largo recorrido de contenidos parecía que el género empezaba a oxidarse y a sobreexplotar las fórmulas, y no se veía en el horizonte que las sagas de toda la vida pudiesen volver a hacernos pasar esos tan malos ratos que sus primeras entregas nos dieron.

Hace alrededor de un año, sin embargo, Electronic Arts decidió poner los puntos sobre las íes sacando al mercado una nueva y escalofriante experiencia que, si bien no reinventaba el género, si que se sentía como una bocanada de aire fresco. Esta vez nos poníamos en el pellejo (o mejor dicho, en el traje) de Isaac Clarke, ingeniero jefe del mastodóntico carguero minero USG IShimura, que está llevando a cabo una misión de extracción de una misteriosa reliquia en el planeta Aegis VII. Nada se sabía de lo sucedido, salvo que las comunicaciones se habían cortado. Poco después de llegar se develaba la terrible realidad: la tripulación previa ha sido masacrada y, posteriormente transformada, en abominables seres llamados necromorphs, mitad cadáveres, mitad alienígenas, o lo que es lo mismo, una mezcla la mar de chunga. El título de entonces lograba transmitir esa sensación de agobio, de la soledad del espacio, de la hostilidad de un hombre normal contra un problema terrible que se antoja demasiado grande para él. El resultado de este juego todos lo sabemos: un éxito de crítica apabullante.

Dead Space Extraction Análisis Wii en Revogamers

 

Dicho esto, y puestos en antecedentes todos aquellos que no conociesen de qué trataba el Dead Space original, nos disponemos a analizar esta más que digna "precuela" que viene en exclusiva para la blanca de Nintendo. La necesidad de la raza humana de obtener recursos naturales ha llevado a ésta a buscarlos en los rincones más recónditos del espacio. Nos encontramos en el mismísimo Aegis VII, en el preciso instante en el que un extraño monolito alienígena acaba de ser descubierto. Nuestra misión: llevarlo a un lugar donde pueda ser convenientemente estudiado. Pero algo sale terriblemente mal en la operación, y tras un halo de luz los presentes comienzan a perder la razón, a ver como hostiles a sus compañeros y atacarlos hasta la muerte. El proceso los termina transformando en criaturas abominables, dando comienzo a la masacre ya conocida por todos. A partir de este momento, Dead Space Extraction nos pondrá en la primera persona de diferentes personajes cuyo objetivo común será escapar del infierno espacial en el que se hallan envueltos.

Dead Space Extraction Análisis Wii en Revogamers

En el ámbito jugable, lo primero que se debe destacar es que, a diferencia de su anterior entrega para otras plataformas, Dead Space Extraction es un shooter sobre raíles, por lo que básicamente, nuestra labor será la de ser llevados por el guión del juego a través de las diferentes ubicaciones por las que nuestros protagonistas se muevan mientras repartimos estopa a todo hijo de necromorph que pretenda acercársenos para mostrarnos su excesivo afecto hacia nuestra persona. Cierto es que, a parte de seguir un camino marcado con una cámara fija, también habrá momentos en los que el juego nos deje instantes de total libertad para mirar rápidamente a nuestro alrededor y así encontrar nuevas armas u objetos, o para darnos cierta libertad de movimiento como por ejemplo en los niveles de gravedad cero. Por otro lado, y al igual que en la primera entrega, habrá ocasiones en las que el camino a seguir se nos ilumine con un haz de luz azul en el suelo, dándose a elegir entre diferentes rutas. Esto, en conjunto, hace el nuestro paseo por Dead Space Extraction no se haga tan monótono, y sí más participativo. También ayuda que el hilo argumental del título esté perfectamente dirigido a través de los movimientos de cámara y del ritmo de la acción, por lo que nos sentiremos en todo momento parte de la historia.