Portada » Análisis » Dead or Alive: Dimensions

DEAD OR ALIVE: Dimensions

La saga conocida por las “virtudes” de sus chicas nos trae un magnífico de lucha para portátil.

Dead or Alive: Dimensions - Análisis

Dead or Alive Dimensions Review

Además de Crónica, el juego ofrece diversidad de modos para un jugador. El primero, Arcade, dividido en seis rutas según la dificultad, es la clásica sucesión de combates con un jefe final como último enfrentamiento. Luego está el modo Supervivencia, que propone luchar contra una buena cantidad de enemigos seguidos sin parar y con recuperación de vida parcial. Así tendremos la primera racha de diez luchas y la última será de cien, todo un reto a superar.

A continuación tenemos el clásico Entrenamiento para practicar nuestras habilidades y combos y Juego Libre, un modo para librar combates 1 vs 1 contra la CPU con las opciones que elijamos. El siguiente de la lista es el modo Duelo que, haciendo uso de StreetPass, nos da la opción de guardar el perfil de todo aquel jugador con el que nos encontremos, una información que gracias al Registro de Lucha se guarda en cada juego  y, tras esto, se nos permite combatir contra una IA que refleje su estilo de combate.

La última modalidad para jugar en solitario, Desafío en Grupo, presenta el mayor reto del título. Aquí hay veinte misiones en las que hay que derrotar a una serie de adversarios con un aguante muy superior al normal, pero contamos con la ayuda de un personaje aliado manejado por la CPU con el que podremos intercambiarnos cuando lo deseemos para ir restaurando nuestras barras de vida. 

Dead or Alive Dimensions Review

Y, como en todo título de lucha que se precie, lo que le da la vida al asunto durante muchas más horas es el multijugador. Tenemos modalidad local para luchar contra otro jugador que tenga su copia del juego y luego otra online, en la que se esperaba algo más de variedad, aunque hay que destacar que las partidas van sin nada de lag. En el juego en red disponemos de la posibilidad de jugar contra algún amigo o contra algún rival al azar de nuestro continente o del mundo en general.