Portada » Análisis » Dance Dance Revolution Hottest Party 2

Dancing Stage Hottest Party 2 (Dance Dance Revolution)

Antes que moverse jugando con la consola fuera algo normal, Dance Dance Revolution ya hacía furor en las recreativas de todo el mundo y más tarde en consolas. Como en todo, para mantener el éxito hay que renovarse o morir; y ahora se presenta en Wii un título con versiones de canciones conocidas y añadidos centrados en hacer ejercicio. Descubre aquí si pese a los cambios sigue manteniendo su esencia o no.

Dance Dance Revolution Hottest Party 2 - Análisis

¡You've got some moves!

La mayor parte del juego habrá que pasarla en el modo Escenario. Dicho modo hace las veces de historia (aunque no hay ninguna trama), y en él hay que superar los retos de cada pista de baile. Cada una tendrá una condición que deberá ser superada tres veces (primero en tres canciones elegidas por el jugador, luego en otra definida de serie y finalmente habrá que derrotar a otro bailarín con una canción predefinida mientras se cumple la condición), y suelen ser del estilo "Consigue tal puntuación", "Logra tantos 'Perfectos'" o "Acaba la canción con un tanto por ciento de notas acertadas". Normalmente los temas predefinidos serán después desbloqueados por el jugador, y también se podrán desbloquear nuevos jugadores, trajes y escenarios.

En dificultad normal no hay grandes dificultades excepto al principio (por los problemas de control ya mencionados) y en algunas canciones finales. En tan solo tres horas debería haberse terminado, aunque después de esto hay una segunda vuelta mucho más complicada en la que se pueden obtener más escenarios (hay más de 50 distintos) y canciones. También puede completarse con hasta tres amigos más (aunque en este caso lo más probable es que solo uno pueda jugar con la pista de baile, el resto tendrá que pulsar las flechas de dirección del mando de Wii mientras también tiene que agitarlo lo cual resulta muy engorroso).

Antes de comenzar habrá que seleccionar a uno de los distintos personajes (hay 14 en total), de entre los cuales destaca especialmente poder jugar como tu Mii. En ese caso además del Mii con el que se jugará hay que elegir el cuerpo y la ropa que tendrá, lo que da lugar a combinaciones muy locas. Choca un poco ver la cabeza de nuestro avatar virtual sobre un cuerpo más realista, pero eso no hace más que aumentar la sensación de absurdo que seguro provocará algunas risas.

Durante la partida también sonará el altavoz del mando de Wii, a través del cual se oirán varias típicas frases para animar al jugador típicas de la franquicia (eso sí, en inglés). Probablemente en menos de una hora uno ya se puede acordar de todas por la poca variedad que hay, pero sin duda este es el mejor uso que hace el juego del Wiimando (junto al medidor de ritmo).

 

DDR Wii review

 

Conclusión

Es innegable que el juego tiene carencias. Tiene bastantes, e incluso a veces da la impresión de estar a veces poco cuidado (hay hasta un fallo garrafal de traducción: en todos los menús, "No" se ha quedado como "Non"), aunque esta sensación es contradictoria ya que por otra parte hay detalles para los fans de toda la vida como poder desbloquear en el Hottest Party original todas las canciones y escenarios si en la misma Wii hay una partida guardada de las dos entregas. Pero eso no quita que sea un juego divertido que cumple su propósito con creces y que sin duda puede ser el centro de una reunión con los amigos en casa.

No es una maravilla técnica... ¿Pero realmente eso importa en un Dance Dance Revolution? Las flechas siguen cayendo, las canciones siguen teniendo ritmo y la diversión está asegurada. Eso sí, tal vez su tracklist más comercial no agrade a muchos (personalmente a mí no) y no es de los mejores DDR; pero probablemente para los que nunca lo hayan probado será una gran forma de introducirse en el universo DDR.

 

::analiza y puntúa DDR:HP2 en el foro::