Portada » Análisis » Dance Dance Revolution Hottest Party 2

Dancing Stage Hottest Party 2 (Dance Dance Revolution)

Antes que moverse jugando con la consola fuera algo normal, Dance Dance Revolution ya hacía furor en las recreativas de todo el mundo y más tarde en consolas. Como en todo, para mantener el éxito hay que renovarse o morir; y ahora se presenta en Wii un título con versiones de canciones conocidas y añadidos centrados en hacer ejercicio. Descubre aquí si pese a los cambios sigue manteniendo su esencia o no.

Dance Dance Revolution Hottest Party 2 - Análisis

Ya hace diez años que entró en escena Dance Dance Revolution (DDR en adelante), un juego musical cuya característica principal era la pista de baile necesaria para jugar con él, consistente en un tapete de plástico con cuatro flechas de dirección y un par de botones más para navegar por los menús. Desde entonces se ha convertido en una franquicia mundialmente conocida que ha pasado por prácticamente todas las plataformas y que ha dado raíz a varias subseries, como Hottest Party. A su vez, con los años la lluvia de flechas por la pantalla se ha vuelto más sofisticada y ahora hay muchos más elementos y desafíos a lo largo del juego. Tras diez años, ¿seguirá siendo el mismo juego que marcó estilo?

 

DDR Wii


El DDR más comercial.

En la misma portada se anuncia en un rincón que el título incluye versiones de canciones conocidas como Umbrella, Makes Me Wonder, Black or White o Walking on Sunshine. Algo que siempre ha caracterizado a los DDR han sido las canciones electrónicas normalmente desconocidas para el público general, pero en esta ocasión se ha optado por crear una "fiesta en casa" en la que todo el mundo pueda jugar; a lo que es cierto que ayuda la inclusión de melodías que ya conocen todos.

La mayoría de las canciones iniciales son igual de accesibles, e incluso hay algunas canciones que son versiones originales (en tres de ellas en lugar de ver un escenario con los personajes se ve su videoclip). Sin embargo, los fans de los tonos más japoneses también podrán encontrar canciones de su agrado a medida que avanza en el modo Escenario. Otro de los añadidos que tiene Hottest Party 2 es el modo Entrenamiento, en el cual hay que designar una cantidad de calorías a quemar y que serán eliminadas en varias canciones que habrá que completar de forma seguida.

 Pero no acaba ahí el lavado de cara; ya que no hay ninguna canción en la que a las flechas normales no se le añadan algunas especiales como flechas dobles, flechas misil (que se quedan revoloteando por la pantalla para volver mas tarde) o algunas que aparecen de la nada y no se ven venir. Es normal que mientras progresa el modo principal para un jugador estén estos añadidos, pero hubiera sido todo un detalle poder desactivarlos al menos en el modo práctica o multijugador para poder disfrutar de la experiencia más clásica. Esto se puede perdonar de todas formas en mayor o menor medida, pero no es tan fácil hacerlo con la inclusión del mando de Wii y nunchuk en el juego.

Además de las flechas normales, a izquierda y derecha aparecerán señales de mando. Cuando pasen por el indicador correspondiente, habrá que dar un golpe seco al mando de Wii (derecha) o nunchuk (izquierda) para poder acertar esa nota. Se puede desactivar en el menú el uso del nunchuk, pero no el mando de Wii. Y esa opción sí que hubiera venido muy bien, ya que sobretodo al principio es habitual que el juego no reconozca bien el movimiento. Es verdad que una vez acostumbrado a él se puede hacer sin fallar, pero eso no quita que de vez en cuando siga dando por malo un movimiento realizado en su justo tiempo y que en las primeras canciones probablemente no se acierte ninguna de las señales de mano. Por el contrario, sí que es un buen añadido el medidor de ritmo; que sube a medida que se agitan el mando de Wii y el nunchuk al son de la canción (de forma que la periodicidad de movimiento difiere si la canción es tranquila o rápida). Esto disminuye la dificultad ya que mantener el medidor siempre alto aporta una gran cantidad de puntos y aumenta el combo total, por lo que por otro lado una vez más se echa en falta poder desactivarlo.