Portada » Análisis » Chasing Aurora

Chasing Aurora

Libre como un pájaro

Chasing Aurora - Análisis

Experiencias interactivas aparte (sí, te estoy mirando a ti Little Inferno), si algún juego merece la calificación de indie entre los títulos disponibles para descargar en el estreno de la eshop de Wii U, ése es sin duda Chasing Aurora.

En su segunda obra, tras el excelente y poco conocido plataformas para Wiiware y ordenadores, And Yet It Moves, los austríacos de Broken Rules se atreven con la idea poco común de ponernos en la piel de un pájaro, en un título que vuelve a sobresalir como lo hacía su antecesor tanto en calidad artística como en originalidad jugable y además apostando en esta ocasión por el multijugador como parte destacada de la experiencia.

Prendados por sus preciosos gráficos, una de las preguntas más repetidas entre los jugadores que echan un vistazo por la eShop o se acercan a la comunidad del juego en Miiverse es: ¿de qué va este juego? Chasing Aurora consiste en tomar el control de un pájaro en unos geométricos Alpes en dos dimensiones y echarnos a volar, hacer mil piruetas mientras surcamos los preciosos cielos de la montaña; descender desfiladeros en picado a toda velocidad en persecución de otras aves; o aletear sin descanso en los bosques, picos nevados y cavernas que componen el fascinante y minimalista mundo del juego.

Son dos los modos principales de juego. Torneo (Tournament) y Reto (Challenge). O para que nos entendamos: multijador y un jugador. Si por algo se ha dado a conocer Chasing Aurora, durante los meses previos a su estreno, es por el primero de sus modos, que a la vista de lo que se podía leer y escuchar hacía las delicias de los asistentes a las ferias y eventos en los que se podía probar. Y se entiende perfectamente.

Con la posibilidad de alternar el Wii U GamePad, el modo Torneo ofrece la posibilidad de que hasta cinco jugadores se pongan a los mandos y compitan en juegos tales como el clásico escondite; una persecución en que cada jugador debe llevar el mayor tiempo posible una esfera dorada y evitar que otros se la roben; y una persecución mortal en que uno de los jugadores debe perseguir al resto y eliminarlos con el contacto de sus gélidas garras. La sencillez de los controles, la jugabilidad asimétrica y, en definitiva, lo divertido de la propuesta seguramente convierten a Chasing Aurora en la mejor alternativa dentro de Wii U al multijugador local de Nintendo Land.

Análisis de Chasing Aurora