Portada » Análisis » Cartoon Network: Explosión de Puñetazos

Cartoon Network: Explosión de puñetazos

Un juego que junta a casi todos los personajes míticos de este canal de animación bebiendo del estilo Smash Bros, pero sin llegar siquiera a poder considerarse competencia de éste.

Cartoon Network: Explosión de Puñetazos - Análisis

Uno de los canales infantiles y juveniles por excelencia sin lugar a dudas es Cartoon Network. Ahora se intenta juntar a todas sus estrellas en un juego de lucha entretenido para los más jóvenes, aunque con un componente nostálgico para los más creciditos. Todo hasta aquí pinta bastante bien, pero empiezan a llegar los problemas que hacen que este juego no cumpla las expectativas.

Lo primero que sorprende es que la plantilla se nos hace un poco limitada al haber series que tienen varios personajes mientras que se dejan en el tintero a gente como Johnny Bravo (relegado a asistente) u otros como Agallas que ni siquiera aparecen.  Aún así se presenta una variada selección de 18 luchadores entre los que se encuentran Ben Tennyson, Dexter o Samurai Jack, y que guarda una gran sorpresa: el Capitán Planeta, el mítico protagonista de la serie de los 90 que está principalmente para premiar a ese jugador que no es tan joven como la mayoría de los seguidores de este juego. No estarán disponibles todos de inicio, pues tendremos que avanzar en la historia o combatir cierta cantidad de veces para desbloquear al resto. Además de éstos habrá luego otros 20 personajes más que aparecen como ayudantes en mitad de la lucha si los invocamos con un objeto.

Cartoon Network Análisis

Todos los personajes que manejamos tienen capacidad de saltar, usar golpes normales, otros especiales que varían según el personaje, la posibilidad de coger y utilizar objetos y un potente ataque definitivo que se activará a medida que recojamos unas piedras blancas que aparecen después de que cualquiera de los personajes sea golpeado. Pero el problema reside en que esperamos que los personajes tengan distintas maneras de comportarse en cuanto a daño que hacen sus ataques o velocidad con la que se ejecutan los mismos y ahí es cuando nos llega la primera decepción, ya que los golpes normales son prácticamente iguales para cualquier individuo que manejemos y los golpes especiales, pese a que sean distintos en cuanto a diseño, reaccionan para golpear al enemigo de manera similar.

Al igual que ocurre con la famosa saga de peleas de Nintendo, en este juego de lucha el daño se representa en porcentajes, haciendo que cada golpe que logremos impactar suba el contador del enemigo, y conforme éste crece se facilita la posibilidad de que podamos mandarlo por los aires y quitarle una vida.  Aquí también se da el caso de que todos los personajes aguantan lo mismo y no hay algunos que sean más difíciles de lanzar por los aires que el resto.