Portada » Análisis » Call of Duty: Ghosts - AnŠlisis de Wii U

Call of Duty: Ghosts

Call of Duty: Ghosts llega a Wii U con un port descafeinado sin evidentes mejoras y falto de ideas.

Call of Duty: Ghosts - AnŠlisis de Wii U - AnŠlisis

Antes de entrar en materia con Call of Duty: Ghosts. No soy un apasionado a los FPS, pero a lo largo de mi vida he disfrutado como un crío de las numerosas entregas de Call of Duty, Medal of Honor o Battlefield, por poner algunos ejemplos de franquicias bélicas. Ciertamente, cuando Activision anunció Call of Duty: Ghosts tenía unas expectativas bastante altas debido al giro brusco que proponía Infinity Ward, expectativas que por otro lado no se han cumplido.

No nos engañemos, Call of Duty: Ghosts sigue siendo tremendamente divertido y adictivo, agregando además variadas (pero escasas) mecánicas jugables como el perro de guerra, la inclusión de mujeres en el modo multijugador o las fases submarinas. Sin embargo seamos sinceros, estas novedades no aportan nada de frescura a la longeva saga. Todo ello aderezado por un simple port para Wii U con importantes defectos visuales y un notorio reciclaje de trabajo respecto a Black Ops 2.

Call of Duty: Ghosts análisis wii u

Call of Duty: Ghosts: caos y destrucción 

Empecemos hablando del modo Campaña, el cual introduce la historia más insulsa y menos interesante desde sus orígenes, aunque sin renunciar a la espectacularidad y efectos típicos de Call of Duty. El argumento de Call of Duty: Ghosts se centra en un mundo alternativo y post-apocalíptico, donde Estados Unidos ha caído a manos de la Federación, un grupo de países sudamericanos que se han hecho con el poder de todo el globo.

Como no, derrocha un excesivo patriotismo, poniendo por las nubes a los norteamericanos y dejando a la altura del betún a los sudamericanos. Una aventura de tintes familiares en las que manejaremos a los hermanos Hesh y Logan, integrantes del escuadrón Ghost que quieren recuperar lo que es suyo.

Aun con estas premisas, el modo Campaña, como ya es tradición, no supera las seis horas de duración. Si bien se van intercalando todo tipo de misiones a lo largo de la trama, estas variaciones son escasas y no aportan una gran innovación. En algunos instantes, manejaremos a nuestro perro Riley, logrando un extra de sigilo y que nos permitirá atacar a la yugular de nuestros enemigos. 

Call of Duty: Ghosts análisis wii u

Las secuencias submarinas y las misiones en el espacio exterior, nuevas en Call of Duty: Ghosts, suponen al fin un soplo de aire fresco y son bastante divertidas, aunque por el contrario son muy escasas y su duración es muy limitada, por lo que nos quedamos con ganas de más. No faltarán tampoco las fases en jeep o helicóptero, donde matar se hará más ameno que a pie.

Tampoco ha habido una mejora significativa en la Inteligencia Artificial de los adversarios, ya que los cuatro niveles de dificultad están muy descompensados, enfrentándote a soldados espantapájaro en el más sencillo o a auténticas máquinas de matar en el más difícil. Pero sin duda alguna, el modo Campaña desprende altas cotas de diversión y espectacularidad a partes iguales, por lo que no está de más iniciarse con él antes de adentrarse al multijugador.

Hasta luego zombies: hola alienígenas

Antes de hablaros de las distintas modalidades multijugador que ofrece Call of Duty: Ghosts, repasemos primero que añadidos trae la nueva entrega de Infinity Ward. Lo primero y más destacable es el añadido de mujeres soldado: en la pestaña de Personalización, podrás elegir el sexo de tu personaje y dotarlo entre una gran variedad de ropajes, armamento o diseños. Se trata de un movimiento inédito en la serie de Activision y un reconocimiento a las aficionadas a ella.

Call of Duty Ghosts análisis

Las animaciones son ahora más variadas y fluidas, aunque siguen siendo excesivamente robóticas. El sistema de perks también ha sufrido alguna que otra modificación, disponiendo a partir de ahora de ocho huecos para colocar las habilidades a nuestros personajes, las cuales dicho sea de paso son variadas y amplias. Las rachas también siguen presentes, agregando algunas nuevas como la del perro apoyo.

Por otro lado tenemos los cambios dinámicos en los mapeados, es decir, la estructura de los escenarios sufrirá de alteraciones y deformaciones según transcurra la partida. Las destrucciones del entorno tales como la caída de una bomba, afectarán al terreno y te obligarán modificar tu estrategia si quieres resultar victorioso.