Portada » Análisis » Call of Duty: Black Ops II

Call of Duty: Black Ops 2

Wii U se estrena con la saga de más éxito de la alta definición

Call of Duty: Black Ops II - AnŠlisis

Treyarch es un estudio con buena imagen entre los usuarios de consolas Nintendo por su buen hacer con Call of Duty en Wii. Ha sabido explotar técnicamente la consola para ofrecer durante años (y solo con la excepción de Modern Warfare 2) la experiencia de juego lo más parecida posible a la alta definición, con peores gráficos pero con un control para el puntero del Wiimote muy fino.

Ahora que ha salido Wii U, Activision les ha pedido estar en la nueva sobremesa desde el primer día y su antiguo ``estudio secundario´´ se ha esforzado para traer un Call of Duty: Black Ops 2 tan bueno o mejor que en cualquier otra plataforma, sin olvidarse de la pantalla táctil y el resto de funciones de la nueva consola. Veamos qué ofrecen tanto el juego como esta versión con toques de exclusividad.

Black Ops 2 es más Hollywood de lo que debería

Una de las facetas que dio consistencia al primer Black Ops fue su modo historia. Sabiendo que muchos de sus compradores saltan directamente al multijugador online, consiguió una trama que enganchaba, ambientada en un momento histórico menos manido como fue el periodo de Guerra Fría entre la Unión Soviética y Estados Unidos más los aliados.

Esta segunda parte combina el final de la Guerra Fría con el futuro, enlazando los hechos a través de uno de los supervivientes del viejo ejército de los Estados Unidos y del hijo de otro soldado de las operaciones en la sombra. La historia trata de contar la dominación mundial y la lucha de poder pero se pierde rápido en mensajes personales con más moralina que criterio. Unido a la falta de credibilidad incluso para un cuento de ficción, acaba por perder interés muy rápido y convierte el modo para un jugador en un avanzar sin pensar. Además, Activision nos vendió en la publicidad una curiosa conexión con el movimiento 99% (como se le llama al 15M en América) que se queda en lo visto en el tráiler.

Call of Duty Black Ops II Wii U

Pero más allá de la construcción y la profundad o credibilidad del argumento, el auténtico problema de este modo está en la falta de ritmo. Son los propios personajes los que van contándolo todo en sus conversaciones, lo que se traduce en continuos parones para escuchar, quieras o no, lo que está pasando. Y aun hay más, Treyarch ha intentado acabar con la linealidad de la jugabilidad introduciendo pequeñas tareas asociadas generalmente al armamento futurista como controlar una araña espía, lanzarse con un traje que permite planear, manejar robots, pero son insustanciales y solo consiguen interrumpir. Por otra parte, las misiones de vehículos están reducidas a la mínima expresión.

De forma adicional están las pantalla de estrategia, consideradas misiones secundarias con bastante peso en la resolución de esta guerra mundial. Son una combinación de RTS y FPS, ya que se luchan en un escenario cerrado y por oleadas. Primero debes organizar una estrategia con tus tropas para defender una zona ante las invasiones enemigas. Tienes que dar órdenes y además puedes escoger cualquier unidad para combatir en primera persona. Lástima que tenga un control bastante confuso.