Portada » Análisis » BOXBOXBOY! (3DS)

BOXBOXBOY!

Encajando al cuadrado.

BOXBOXBOY! (3DS) - AnŠlisis

BOXBOXBOY! es la secuela de esa apuesta de HAL Laboratory que apareció hace meses en la eShop. Una propuesta que tuvo que encajar bien y que ahora recibe una secuela que explota la fórmula aún más, pero añadiendo suficiente contenido y variedad para merecerse ser un juego nuevo por sí mismo. Además, los jugadores del original recibirán como extra todos los trajes que hubieran desbloqueado en él.

Cajas llenas de diversión

BOXBOXBOY! nos hace continuar con lo ya aprendido en el anterior juego, aunque con un breve tutorial bastante sencillo y rápido de cada nueva mecánica a utilizar. Además, es interesante ver la distribución de niveles en función del tipo de puzles. Cada mundo tiene unos pocos niveles, lo que evita que se aborrezca una mecánica en concreto; y cada fase tiene un desarrollo relativamente corto (salvo que nos atasquemos pensando), siendo perfecto para el concepto portátil.

En este juego, como en el anterior, el objetivo de cada nivel es llegar hasta la puerta final con un personaje que tiene la capacidad de saltar poco y el poder de crear cajas. Hay también una serie de coronas para que el nivel quede completado al 100% y que sólo pueden conseguirse si se ha utilizado un número determinado de cajas o menos. Pero la mayor novedad de esta nueva entrega consiste en la capacidad de crear dos grupos de cajas simultáneos en lugar de uno, desapareciendo el primero si se crea un tercero y así sucesivamente.

¿Cómo funciona la creación de cajas? Qbby, nuestro simpático y cuadrado amigo, tiene en cada nivel siempre presente qué número de cajas puede tener cada uno de los dos grupos que puede crear. Estas cajas se generan pulsando un botón e indicando con el pad direccional si queremos que el grupo de cajas crezca hacia arriba, abajo o un lateral, pudiendo formar rectángulos, figuras con forma de L o cualquier cosa que permita el número de cajas. También podemos crear grupos con menos cajas (se puede generar una caja suelta) y ya una vez creado se puede soltar para moverlo o saltar sobre él, o bien movernos al lugar en el que esté la caja final del grupo.

La posibilidad de crear dos grupos de cajas abre nuevas posibilidades. Puede ser necesario generar una escalera más grande, un grupo de cajas horizontal que luego sea elevado por otro vertical, interruptores dobles que tienen que pulsarse a la vez o dejar que una plataforma móvil mueva un grupo mientras utilizamos el otro. Se introducen también cambios en las mecánicas de polarización para utilizar las cajas como si fueran cables y, sobre todo, dinamismo doble.

A modo de extra, hay una serie de divertidos cómics sobre el protagonista y sus amigos, una galería musical y la posibilidad de comprar nuevos atuendos para cambiar al protagonista y ponerle capa, gafas o incluso vestirlo de gato. Para conseguir todos los extras es necesario completar todos los niveles al 100%, algo que requiere ir con un poco más de cabeza en cada uno de ellos para no crear cajas que se desaprovechen.

A nivel estético, estamos en un mundo lleno de cuadrados, pero que se ve bonito y carismático para lo poco que utiliza (generalmente sólo hay blanco y negro como color). No hay efecto 3D, pero tampoco se echa de menos. La música, tranquila por lo general, tiene un aire de juego clásico que gusta. En general, el resultado es muy bonito y HAL ha vuelto a crear un héroe adorable, aunque esta vez es un cuadrado en lugar de una bola. Además, pese a que hay poco texto, todo el que hay está en castellano.

BOXBOXBOY! es, en resumen, una secuela que enamorará a los fans del primero y que tiene cualidades para atraer a otros seguidores de los puzles. Una fórmula adorable y que nos obligará a darle al coco, con una división de niveles y mundos perfecta para partidas cortas y esporádicas. Nintendo lo llevó al E3 y fue protagonista de parte de la Treehouse y demostró que, pese a ser un “juego pequeño”, todo lo que ofrece es grande.