Portada » Análisis » Boom Blox: Smash Party

Boom Blox Smash Party (Bash Party)

EA y Spielberg vuelven a la carga con Smash Party, secuela de una de las agradables sorpresas del  año pasado. ¿Han abusado de la fórmula o seguirá siendo un producto fresco y tremendamente divertido?

Boom Blox: Smash Party - Análisis

Seamos sinceros. ¿Quién esperaba que Boom Blox fuera un juego tan bien hecho y especialmente divertido cuando se dio a conocer? Derribar bloques con una bola, creado por Electronic Arts con la colaboración del famoso director Steven Spielberg... La primera impresión pudo no ser muy esperanzadora, pero finalmente el juego acabó siendo un título muy recomendable y bien valorado tanto por los usuarios como por la prensa.

El experimento fue tan bien que ha nacido esta secuela, Smash Party, tan solo un año después del original. Y si Boom Blox fue bueno, Smash Party recoge todo lo que funcionaba de él y lo mejora añadiendo más niveles, más herramientas y un editor mucho más complejo para crear nuevos desafíos que ahora pueden ser compartidos mediante la Conexión Wi-Fi de Nintendo. ¿Pero es lo bastante original?


Primera impresión

En el caso del que escribe estas líneas, justamente estaba jugando al primer Boom Blox antes de introducir por primera vez en la consola este juego. ¿Cuál fue la primera impresión? Bastante negativa: Debido a que los menús, las músicas y todos los tipos de bloques que había en la entrega original eran tan parecidos a los de esta, al principio parece que Smash Party peca de continuismo. Es cierto que ya en los primeros niveles se ven algunas novedades, como las bolas Virus y Química que   permiten hacer reacciones en cadena; pero nada más allá de lo que puede esperarse de una secuela normal y corriente.

Si ya jugaste a Boom Blox, no hay realmente nuevo que debas saber antes de jugar: en el modo Práctica (que hay que completar obligatoriamente, pero son solo unos pocos niveles facilones por lo que en menos de diez minutos debería estar completado) se muestran algunas de las nuevos juguetes con los que derribar las estructuras y con ello ya bastará para enfrentarse a los más de 400 niveles que hay en el DVD. Sin embargo, esto no quiere decir en absoluto que haya poca innovación o que no sea interesante jugar: si algo demostró Boom Blox es que con aparentemente pocos elementos puede hacerse un producto de calidad y con muchas horas de juego.

Desarrollo del juego

 En esta ocasión, el menú principal solo tiene tres opciones: Solitario, Enfrentamiento y Cooperativo. Tras elegir cualquiera se pasa a la Plaza de Smash Party, desde donde se puede llegar a cualquier zona del juego: en el centro se encuentra el modo Exploración (donde hay niveles centrados en distintos tipos de Blox) y a su alrededor están los cuatro escenarios que vienen a ser como los mundos del antiguo modo Aventura (Feria, Piratas, Espacial y Heroico), pero ahora se pueden acceder en cualquier orden y en cualquiera de los tres modos principales (en Enfrentamiento son solo niveles de competición con la temática de cada atracción, mientras que en los otros sí hay un desarrollo, varios niveles e incluso un porcentaje de lo completado independiente para cada uno)

Y es jugando como se ve realmente todo lo que se ha mejorado. Tal vez sean detalles sutiles, como que los Blox ya no son solo cuadrados (ahora pueden ser redondos o triangulares, lo que permite crear estructuras más complejas), la inclusión de logros, el obtener dinero al completar los niveles y especialmente poder completar el juego de la forma que uno quiera, empezando por la zona que sea e incluso  completándola de la forma que se quiera. Esto es posible gracias al dinero, que se obtiene consiguiendo medallas (aunque puedes completar el mismo nivel continuamente y seguirá dando dinero cada vez que consigas la puntuación equivalente a cualquier medalla) y que permite desbloquar nuevas zonas y niveles si uno quiere (si no, se puede avanzar como en el original: al terminar un nivel se desbloquea el siguiente, y al terminar el último de una sección se abre el área siguiente). Se agradece muchísimo este detalle especialmente en los niveles de Desafío donde es fácil atascarse en algún momento, y así poder seguir con la partida sin quedarse bloqueado (eso sí, solo se puede comprar el acceso al siguiente nivel que tocaría, no se pueden comprar salteados).