Portada » Análisis » BIT.TRIP CORE

BIT.TRIP CORE

El doble de direcciones, ¿el doble de diversión?

BIT.TRIP CORE - Análisis


Cada canción vuelve a dividirse en ocho fases, siendo la última de cada una un jefe. Como en el anterior, los dos últimos rinden homenaje a dos míticos juegos de la era Atari, algo que sin duda sacará una sonrisa al jugador... Momentáneamente, hasta que se pierda contra ellos (ya que es prácticamente imposible no hacerlo sin tener una idea de por dónde vendrán los Beats) y haya que volver a completar todo el nivel para luchar de nuevo. Frustración old-school de la buena, pero sin la cual BIT.TRIP no tendría ni la mitad de encanto.

Por supuesto, a todos los tipos de Beats que ya había en el primer BIT.TRIP se le añaden nuevos; como unos que giran sin parar alrededor de la cruz central u otros que al ser interceptados dejan un cuadrado brillante en su lugar, lo que parará a todos los Beats que pasen por allí momentáneamente. Sin embargo; aquí no se falla cuando uno de ellos sale de la pantalla: ocurre cuando o bien se pulsa el botón 2 y no hay ningún Beat en la dirección seleccionada o cuando atraviesan uno de los ejes sin ser eliminados (aunque en este caso hay algunas excepciones, algo que provocará muchos fallos al principio por intentar darle a todo a la primera)


Controlando el juego

Como se dijo anteriormente, el juego por lo general es más fácil que BEAT aunque sigue requiriendo múltiples intentos para terminar cada fase (menos tal vez la primera) y está muy por encima de la dificultad habitual de los videojuegos actuales. Pero no solo es cuestión de acostumbrarse a cómo funciona el juego, algo que influye mucho es la precisión que se obtiene usando la cruceta en lugar de rotar el mando hacia arriba o hacia abajo al no poderse calcular mal la trayectoria y estar un poco por encima o por debajo como ocurría en el anterior. Sin embargo, para algunos usar la cruceta continuamente (especialmente en los giros rápidos) puede resultar algo molesto dada la dureza del D-Pad, aunque solo en las secciones más exigentes.

Pese a todo, CORE sigue teniendo los mismos puntos negativos que el anterior. Por un lado, la dificultad y las múltiples confusiones debidas al escenario pueden ser demasiado frustrantes para los menos experimentados y poco pacientes; por lo que si eres de ellos ni te plantees descargarlo, aunque para los demás es uno de sus fuertes. Por otro, los que quisieran competir con todo el mundo para ser el mejor en cualquiera de los niveles se tendrán que volver a quedar con las ganas ya que los ránkings son solo offline. Para terminar, vuelve a ocurrir el mismo problema con el estado Nether: al ponerse la pantalla en blanco y negro, a veces es totalmente imposible diferenciar tipos concretos de Beats (como los que dan una mejora, que por lo general son casi obligatorias de obtener para sobrevivir), así que si te pilla en mal momento o conoces de memoria el escenario o tienes que tener muy buena suerte para remontar la partida.


Conclusión

BIT.TRIP CORE es una muy buena secuela que continúa con las bases establecidas en BEAT y sigue narrando la misteriosa historia de Commander Video con breves y aparentemente confusas cinemáticas, pero aunque se han mejorado algunas cosas en general y no es en absoluto tan solo más de lo mismo no puede competir con el encanto de su antecesor. Al estar ambos al mismo precio, lo mejor es jugar en orden o tan solo descargar la primera entrega de la franquicia; lo que no quita que CORE sea una compra obligatoria para todos los que hayan disfrutado con el primero y unas cuantas horas de vicio arcade en el que lo único que importa es conseguir la mejor puntuación.