Portada » Análisis » Battalion Wars II

BWii: Battalion Wars ii

Vuelven las refriegas, los bombardeos, las escaramuzas, el frenesí, el conflicto entre decenas de unidades diferentes, los asedios y defensas de bases, las conquistas. Vuelve Battalion Wars.

Battalion Wars II - Análisis

Aun así, este modo no está exento de fallos. El primero es que se queda algo corto en cuestión de duración ya que 6 misiones en el online por cada apartado se hacen al final repetitivas y aburridas, dejándote con ganas de jugar a nuevas misiones. También habría estado bien la inclusión de más opciones para una “personalización total de la partida” donde podamos elegir escenario, ejercito, misiones o instalaciones militares, lo que habría alargado más la vida del juego. Por último y lo más importante, la comunicación. En un juego donde predomina la estrategia y donde la coordinación de los jugadores decidirá su éxito o fracaso, la comunicación por voz se hace imprescindible, o al menos una de forma escrita. Es verdad que lo han intentado arreglar con avisos de emergencia (pulsando el botón 1 seleccionando una unidad) o avisos de situación (simplemente pulsando el anterior botón) pero es una solución que a final llega a ser inútil en comparación con un chat en voz o escrito ya que en vez de aclararte te complica muchos más, provocando que no te centres en la batalla. Nintendo tiene esta asignatura pendiente, al menos en Wii, ya que su hermanita pequeña sí que permite esta opción en otros títulos.

En conclusión, si queréis un juego de Wii donde el online no dé ningún tipo de problemas y donde uno disfrute “haciendo la guerra” tanto con desconocidos o con amigos, Battalion Wars II es vuestro juego.



Conclusiones

Battalion Wars II es un digno sucesor de su primera parte que en parte ha logrado subsanar las carencias que más se notaban en su predecesor, como puede ser la presencia de un modo multijugador o la inclusión de tropas navales. Aun así, a nivel gráfico da la sensación de que Kuju ha dejado su trabajo a medias, lo que empaña la visión global del conjunto. La jugabilidad ha ganado sin duda muchos enteros, y las variadas y emocionantes batallas que se nos ofrecerán a lo largo de las 20 misiones de la campaña principal servirán de buen entrenamiento para el casi inagotable modo online. Quizás quienes hayan jugado a la primera parte sean más conscientes tanto de sus virtudes como de sus errores; aun así, nos encontramos con un juego que merece la pena ser probado, aunque sea para saber a qué sabe el género de estrategia en tiempo real en una consola de sobremesa como es Wii.