Portada » Análisis » Battalion Wars II

BWii: Battalion Wars ii

Vuelven las refriegas, los bombardeos, las escaramuzas, el frenesí, el conflicto entre decenas de unidades diferentes, los asedios y defensas de bases, las conquistas. Vuelve Battalion Wars.

Battalion Wars II - Análisis

Un último apunte, comandante. Hemos refinado el control de las topas aéreas para una mayor inmersión a la hora de combatir. Apunte a la pantalla para regular la altura a la que volará su vehículo aéreo. Si pilota un helicóptero, el manejo será parecido al de cualquier otra unidad, y girará con el joystick del nunchuk, pero si lo suyo son los bombarderos o los cazas, el giro se llevará a cabo girando el mismo Wiimote cuando apunte a la pantalla. Si en algún momento quiere realizar una pirueta en el aire con un caza, tan sólo tendrá que dirigir el joystick hacia un lado, y girar el nunchuk hacia el mismo. Esto le será realmente útil a la hora de esquivar proyectiles u otras unidades aéreas. Recuerde que volando bajo se evita en mayor parte ser alcanzado por los misiles antiaéreos. De todas formas, si la cámara no le deja ver bien el campo de batalla, siempre puede pulsar el botón C en cualquier momento para cambiar entre los 3 modos diferentes de cámaras disponibles.

Esto al principio parecerá complicado, pero el modo campaña integrará a la perfección en las misiones un aprendizaje progresivo que hará en que poco a poco aprendamos a manejar un ejército entero de forma efectiva.



Lo que verá en el campo de batalla

Ciertamente comandante, una vez allí la verdad es que los chicos de Kuju Entertainment se lo han puesto fácil a la hora de distinguir tanto a las unidades como a cada bando. Todos los ejércitos tienen su estética definida, así como un color asignado. Mientras que la Confederación Occidental se identificará con unidades de color verde, las Islas Anglo utilizarán vehículos y uniformes donde predominará el amarillo. Desde luego será de gran ayuda a la hora de distinguir a quién disparará, aunque no debe preocuparse por sus tropas, ya que en esta contienda no existe el fuego aliado.

Como verá, el diseño de las tropas está bien detallado. Y aunque en ocasiones pueda recordarle al que ya vio cuando disputó aquella guerra en GameCube, realmente se puede apreciar un mayor número de polígonos (no muchos) en las tropas de a pie, así como una mejor texturización en el acabado metálico de los vehículos, incluyendo más técnicas de pseudo relieve.

Tendrá como novedad tropas navales a su mando, como son el gran acorazado, perfecto para poner en jaque a emplazamientos costeros en tierra, las fragatas, implacables contra submarinos y unidades aéreas, y los submarinos, el terror de cualquier barco si es bien manejado, además de sólo poder ser detectados por otros submarinos o por las fragatas si están bajo el agua. Otras nuevas tropas que tendrá a su mando son los Super Destructores, enormes fortalezas navales, o el Destructor Strato, una autentica máquina de destrucción voladora. En total, el número de diseños de unidades ascenderá a 110.

 Por otra parte, espero que se haya traído suficiente equipaje, comandante, pues los lugares que visitará serán verdaderamente variados, y tendrá que dirigir a sus tropas ya sea entre densos bosques y junglas con largos ríos, playas paradisíacas, lugares nevados, yermos devastados, desiertos, verdes campiñas salpicadas de campos y casas o archipiélagos, en diversas condiciones, como puede ser en medio de una densa lluvia o de noche, que aunque no afecte realmente al transcurso de la batalla servirán como factor estético para poner en situación los combates.

Dentro de estos escenarios se encontrará con las mismas deficiencias que ya encontró en los que ya vio en la guerra librada en GameCube: palmeras a prueba de bombas que por no moverse, no las mueve ni el viento, rocas indestructibles, texturas más bien lisas, y en esta ocasión, puede que sea también por el carácter más abierto de los escenarios, será testigo de un acusante popping que en ocasiones resultará descarado. Aun así, se han incluido algunos efectos de luces que mejoran este acabado, y el agua luce mucho mejor sin duda alguna, reflejando el mundo a su alrededor, lo que puede salvar de la pira a este apartado que, ciertamente, da la sensación de haber sido abandonado por Kuju. Por lo menos comandante, puede consolarse con que gozará en casi todo momento de una tasa bastante estable de frame rate ya tenga en pantalla a dos o a treinta unidades abriendo fuego, además de poder correr el juego a 16:9 y 480p.



El campo de batalla


Bien comandante, debe saber que tendrá que afrontar este conflicto de diferentes maneras. Por una parte tendrá que superar el modo Campaña, donde a través de diversos videos introductorios tendrá que liderar a las diferentes facciones con el fin de descubrir qué se esconde detrás de este conflicto, además de para conseguir todos los extras de los que el juego dispone, como artworks o nuevos mapas multijugador.