Portada » Análisis » Assassin´s Creed IV: Black Flag

Assassin´s Creed IV: Black Flag

Analizamos Assassin´s Creed IV: Black Flag para Wii U y os contamos por qué es el mejor Assassin's Creed desde su segunda parte.

Assassin´s Creed IV: Black Flag - Análisis

El parkour pierde presencia

Los momentos a pie de Edward Kenway seguirán bien presentes en Assassin´s Creed IV: Black Flag, gracias a las tres grandes ciudades de las que se compone (La Habana, Kingston y Nassau). Un montón de islas tropicales completan este aspecto, pudiendo trepar y saltar por todo tipo de árboles y edificios mientras matamos guardias, sincronizamos atalayas, resolvemos puzles o reunimos todo tipo de fragmentos.

Assassin´s Creed IV black Flag análisis

Las fases principales siguen la línea de los anteriores, algunas repetitivas y otras muy originales, las cuales podremos resolver mayormente de forma sigilosa o abriéndonos en una batalla campal contra todo enemigo que se presente. Lo que sí que no ha cambiado ha sido el sistema de combate, depurado mínimamente pero que sigue ofreciendo una rápida respuesta ante los ataques y contraataques del protagonista. Todo esto lo haremos rodeados por unos bellos entornos por los que perdernos y completar todas las misiones, una ardua y larga tarea que alargará enormemente la vida útil del producto.

Esta mezcla entre mar y tierra puede no gustar a todo el mundo. A mí, personalmente, hace que pierda parte de la esencia Assassin´s Creed. Echo de menos perderme por vastas ciudades como Roma o Constantinopla, en vez de pasarnos la mayor parte de la aventura en el barco. Esto no es malo, ni mucho menos, si no que el desequilibrio entre ambas partes es muy grande.

Adicionalmente, Assassin´s Creed IV: Black Flag tiene un renovado multijugador con una bonita interfaz y… nada más. La ausencia casi completa de jugadores online en la versión para Wii U hace casi imposible disfrutar del modo multijugador, salvo que tengas amigos con el juego, ya que encontrar partida y finalizarla es prácticamente misión imposible. 

Assassin´s Creed IV black Flag análisis

Assassin´s Creed mejor en Wii U

Si el problema del multijugador no supone ningún problema para ti, Assassin´s Creed IV: Black Flag para Wii U es la mejor entrega de todas las de esta generación, motivado en gran parte por el GamePad. Aunque solo sea por tener un mapa en la pantalla táctil y poder jugar Off TV-Play tumbado en la cama, algo que no pueden ofrecer el resto de versiones.

En lo gráfico, el título se porta muy bien en Wii U, ofertando una experiencia más cercana a lo visto en PlayStation 3 y Xbox 360 que a lo de las nuevas consolas, pero luciéndose en cada una de sus facetas. Un apartado técnico sencillamente apabullante, con miles de islas con cero tiempos de cargas entre cada una, efectos de luz y de agua impresionantes y un nivel de texturas y animaciones rozando un alto nivel.

La dirección artística vuelve a ser una de las claves  de lo nuevo de Ubisoft, con una perfecta recreación de escenarios y personajes de la época. ¿En lo negativo? Unas caídas más notorias de framerate en las grandes ciudades y un poco de popping en las zonas donde la distancia de dibujado es más amplia. Como anécdota, o ausnecia de ella, no he sufrido ningún bug importante.

Assassin´s Creed IV black Flag análisis

En lo sonoro, Assassin´s Creed IV: Black Flag destaca por unas composiciones que recrean a la perfección el ambiente pirata, junto a un doblaje magnífico al castellano. Chapó.

Conclusión

En conclusión, Assassin´s Creed IV: Black Flag es una aventura de piratas magnífica con un trasfondo en el mundo de Asesinos y Templarios, albergando un sandbox gigante con cientos de opciones y una extensa duración. Un gran apartado gráfico y un uso adecuado del GamePad redondean esta versión. En lo negativo, el excesivo uso del barco durante la aventura principal, una trama un tanto insulsa y la inutilidad del multijugador debido a la falta de gente online en Wii U. Si eres fan de la saga te encantará, si te gustan los sandbox y la temática pirata, te enamorará.