Portada » Análisis » Anglerís Club: Ultimate Bass Fishing

Angler's Club: Ultimate Bass Fishing

Un juego con el que hay que tener paciencia, como en la pesca de verdad.

Anglerís Club: Ultimate Bass Fishing - AnŠlisis

Llega a 3DS el primer título de pesca, un género que le cogió gustillo al Wiimote y quiere apuntarse a las tres dimensiones de la portátil de Nintendo. No os voy a negar que mis incursiones en el mundo de la pesca a través de los videojuegos hayan sido únicamente a través de los minijuegos que incluyen algunos títulos, como la saga Zelda, que en sus veinticinco años nos ha invitado repetidas veces a preparar la caña. Pero se acabó esa visión idílica, la pesca de Angler’s Club aumenta la exigencia con el jugador. Llamadlo hardcore si queréis.

El jugador no tardará en verse solo sobre su barca en medio del lago que reúne todas las zonas de pesca del juego. Tras un editor en el que crearás tu propio personaje (más generoso en gorras e indumentarias que en el aspecto físico), serás atendido por una chica que te llevará a tu primer torneo, que hará de tutorial. A pesar de las buenas intenciones de esta primera incursión, ves como los consejos recibidos, que apenas van más allá de una enumeración de los controles, tienen escasa utilidad. Es muy probable que una vez pasados los quince minutos vuelvas con las manos vacías, sin un triste pez que te permita aparecer en el ranking del torneo. Entonces, con ganas de que tu próxima actuación no sea tan humillante, decides salir un rato por libre a pescar.

Análisis Angler´s Club: Ultimate Bass Fishing

Es en estos momentos cuando aprendes cómo funciona la pesca en este juego. Ni el tutorial ni un bastante escueto manual te han dicho realmente qué debes hacer, así que improvisas. Descubres el sónar, una herramienta que resultará imprescindible para localizar tus futuras capturas. Una vez encontrado algún pez, intentas con poco éxito que este te haga caso, por lo que decides probar con nuevos cebos hasta que alguno funciona. Te encuentras con otro poderoso aliado: cambiar la cámara a la que sigue el cebo de cerca. Viendo el comportamiento de los peces en torno al sedal coges confianza y tratas de atraerlo con movimientos de la caña. Ahora sí, por fin ha picado.

No todo está hecho, ahora llega la otra mitad del trabajo, también bastante dura: tirar de la caña y recoger el sedal para quedarte definitivamente con tu nueva presa. Los peces de Angler’s Club no destacan por su docilidad. Tiran de la caña, saltan... si actúas mal es posible que el sedal se acabe rompiendo. Ahora es cuando toca seguir las ayudas de la pantalla, como una barra a la derecha que te indica la tensión que soporta el sedal. Si esta barra se llena y se vuelve roja es muy probable que el sedal acabe rompiéndose y tu gozo en un pozo, o en un lago, pues toca buscar otra captura.

Aunque vayas aprendiendo, descubres que pescar no es moco de pavo y celebrarás cada pez que consigas tener definitivamente entre tus manos, la sensación de éxito al completar la captura está garantizada. Tal vez toque repetir suerte en el torneo de principiantes. Ahora sí, ya sabes los fundamentos de la pesca y consigues llevarte el primer premio.

¿Qué opinas de Angler’s Club: Ultimate Bass Fishing 3D?