Portada » Análisis » Affordable Space Adventures

Affordable Space Adventures

La exploración de un nuevo planeta al alcance de cualquier WiiU.

Affordable Space Adventures - AnŠlisis

Folletos de propaganda, vídeos corporativos, un programa aparentemente serio y hasta una nave mascota (la entrañable Splory). La ficticia compañía Uexplore, que perfectamente podría ser real en un hipotético futuro, ha puesto toda la carne en el asador para convencer a sus posibles clientes de las bondades de viajar con ellos al espacio, empezando por un precio atractivo (no iba a ser casualidad que el juego se llamase Affordable Space Adventures) e incluyendo una nave de exploración dotada con todo tipo de funcionalidades. Tantas, que el mando de Wii U se convierte en el panel de una verdadera cabina de pilotaje. Visita el prometedor planeta Spectaculon y recórrelo por todos sus rincones para reclamar una zona inexplorada como tuya. Veamos qué es lo que KnapNok Games nos ofrece para esta particular odisea espacial.

¿Pero los viajes espaciales no son peligrosos?

Bueno, tú explora el planeta para conseguir gloria… o para salvar el pellejo. La verdad es que Uexplore no parece alejarse demasiado de la tristemente famosa misión Mars One (esos vendehúmos que pretendían llevar humanos a Marte en la próxima década y grabar un reality show con sus vivencias… o lo poco que pudiera quedar de ellas). Lo que iba a ser una exótica experiencia turística espacial se tuerce y da paso a buscarse la vida con una nave versátil en herramientas pero no pensada para misiones de larga duración.

Al menos todo esto nos sirve como excusa para dar paso a un juego de puzles con un control particularmente acertado, puesto que saca partido del mando de Wii U pad con bastante inteligencia. En su pantalla se recogen todos los controles de la nave, permitiendo así un manejo fácilmente accesible para absolutamente cualquier herramienta.

Para progresar, el jugador debe conducir su nave a través de pantallas pobladas por compuertas, láseres y artefactos dotadas de armamento. Es buscando la forma de salir donde uno acaba exprimiendo su sesera, pues si bien el viaje espacial resulta económicamente asequible, la superación de cada pantalla raramente lo es.

¿Dónde reside esta dificultad? Como ya comentábamos más arriba, Spectaculon está repleta de artefactos bien protegidos y entrar en el rango de alcance de sus sensores supone el fin del viaje. El repertorio de éstos es amplio: los hay que detectan el calor emitido, algunos más la electricidad generada y otros responden ante los sonidos. Por supuesto, también hay sensores que se disparan con dos o incluso tres de estos parámetros. Para compensar, la sensibilidad no es ni mucho menos infalible. Así, si el calor generado por la nave se encuentra por debajo del umbral del sensor, la nave podrá circular dentro de la cobertura del artefacto sin ser detectada.

Es ahí donde entran las cualidades de la nave: linterna, escáner (para poder conocer el radio de acción de cada sensor), obturadores para controlar la ventilación, diferentes trenes de aterrizaje y hasta dos motores con diferentes funcionalidades. Precisamente son estos motores los que más juego darán. El primero de ellos es de combustión, que no requiere de consumo eléctrico salvo para activar el estabilizador (sin su ayuda el movimiento de la nave sería errático cual 600 viejo y destartalado) pero que genera más calor. El segundo es un motor eléctrico, imperceptible a sensores térmicos pero de mayor consumo. La elección de un motor para cada momento depende de cuál te permite pasar desapercibido entre los sensores más cercanos; pero además existen otras funcionalidades exclusivas que nos ayudarán a decantarnos por un motor u otro. Así pues el motor de combustión dispone de un generador de masa particularmente útil para mover objetos pesados; pero el eléctrico es el único que permite una navegación submarina.

Dicho esto podríamos pensar que Affordable Space Adventures consiste simplemente en un juego de elección de motores. Quien vaya con este chip se encontrará algo mucho más completo. Aparte de la necesidad de regular la potencia de los motores para permanecer por debajo de los umbrales de detección de los sensores, existen más herramientas que también explotan la nave para superar cualquier desafío. Los trenes de aterrizaje, por ejemplo, son de gran ayuda, sobre todo en situaciones donde conviene tener los motores apagados. Con un tren deslizante no se necesita nada más para bajar rampas fluidamente, mientras que el de máxima adherencia es lo más seguro para hacer uso de plataformas móviles (incluso boca abajo) e incluso permite a la nave transportar objetos grandes.

Las condiciones de navegación también juegan un papel importante. Un buen piloto sabe que no puede poner sus motores siempre a máxima potencia, ya que una sobrecarga provocaría la destrucción de la nave. El exterior también influye, así que cuidado con las temperaturas extremas. En este sentido se vuelve muy interesante jugar con la ventilación de la nave: unos conductos abiertos evitan el sobrecalentamiento, mientras que cerrarlos la protegerá mejor en caso de calor sofocante o frío polar. El mando de Wii U vuelve a cumplir aquí con nota: en su pantalla hay medidores de temperatura tanto interior como exterior.

Cogiendo todos estos ingredientes y mezclándolos en ese cóctel que es Affordable Space Adventures nos sale un juego lleno de variedad. Las pantallas avanzan introduciendo poco a poco los elementos de navegación de la nave (no siempre estarán todas las funcionalidades disponibles, aumentando así el desafío), por lo que, si bien hay niveles enrevesados, la progresiva presentación de herramientas facilita el aprendizaje del jugador. También ayuda a que las pantallas sean bastante diferentes a lo largo de todo el juego y que la dificultad esté bien repartida, pues si bien hay pantallas deliciosamente complicadas, éstas llegan en el momento justo. Knapnok Games puede presumir de haber hecho un producto en el que escasea la monotonía.

Pero no celebremos esto tan rápido. Si Affordable Space Adventures tiene un problema ése es su corta duración. La cantidad de pantallas al fin y al cabo es bastante reducida y algunas de ellas son de mera transición (sobre todo las primeras). Al final resulta que el juego puede ser superado en su máxima dificultad en una o dos tardes (según la pericia del jugador) y algunas funcionalidades dejan la sensación de no haber sido aprovechadas más que un par de veces. Cierto es que un juego con niveles vacíos y repetitivos puede empañar al buen concepto que haya detrás; pero Affordable Space Adventures parece pecar de justo lo contrario y racanea en cantidad de niveles para no caer en la repetitividad bajo ningún concepto. Algo decepcionante pues creo que se podía haber sacado material para un par de horas más.