Portada » Análisis » 6180 the moon (Wii U)

6180 the moon

Fly me to the...

6180 the moon (Wii U) - Análisis

6180 the moon es una curiosa y original propuesta desarrollada por el estudio independiente Turtle Cream que, después de su paso por otras plataformas, llega a la eShop de Wii U. ¿Preparado para surcar el espacio?

Here comes the Sun

La premisa argumental del juego ya es peculiar de por sí. Nosotros encarnamos nada más y nada menos que la misma Luna, representada por un círculo blanco, que parte en búsqueda del Sol. Para ello viajaremos por el sistema solar cruzándonos con distintos planetas, que harán las veces de “mundos”, que contendrán cada uno diez pantallas que deberemos superar hasta llegar al final.

Si este planteamiento ya os ha parecido distinto a lo habitual, no lo es menos su propuesta jugable. Si bien se podría enmarcar al título dentro del género plataformero, desde luego no es un juego al uso. El control es sencillo: te desplazas con el stick y saltas con un botón (aunque en algunas fases se emplea otro para usar una habilidad puntual). Más la gracia está en la forma en la que el diseño de niveles juega con la gravedad, teniendo que aprovechar las físicas para moverte esquivando los numerosos obstáculos hasta llegar al final del nivel. Todo esto haciendo un uso intensivo y muy inteligente del Gamepad ya que, por ejemplificar un poco su funcionamiento, cuando caes por la parte inferior de la pantalla del televisor, apareces por la superior de la del mando y viceversa, conectándose en una especie de bucle que puede frustrar un poco al principio hasta que uno se acostumbra, pero que resulta francamente divertido y satisfactorio a la que lo dominas. En todo caso, sin saber como se ha resuelto esto en otros sistemas, se agradece el trabajo de adaptación y que aquí hayan querido esmerarse en darle un uso a las funcionalidades de la consola, aunque desgraciadamente carece de otras opciones de control o la posibilidad de usar off-TV.

Durante el desarrollo además, encontraremos distintas variantes como plataformas que desaparecen, otras que rebotan, etc…, que aportan diversidad y evitan que se pueda caer en la monotonía, aunque debido a su corta duración, no terminan de explotar la genial idea que hay planteada de base porque cuando parece que la cosa se va a poner realmente interesante, la experiencia termina. Para paliar un poco esto, una vez superado se nos ofrece una segunda vuelta que vendría a ser una especie de modo espejo que le da una notable vuelta de tuerca a las fases, pero no es nada exageradamente destacable.

The Moonlight Shadow

En apartados meramente artísticos o más accesorios, no es un juego que sorprenda en exceso pero resulta agradable. Como ya se ha comentado, la historia resulta cuanto menos original y tiene algunos diálogos relativamente poéticos y con algún toque humorístico con los planetas con los que nos cruzaremos. Eso sí, con textos íntegramente en inglés, aunque no es demasiado difícil y se disfruta igual sin prestar mucha atención al aspecto narrativo.

Por otro lado, visualmente opta por el minimalismo tanto en las formas con en la paleta de colores, recordando incluso en ocasiones a títulos como Tomas Was Alone. La música y los efectos de sonido son igualmente parcos y denotan un estilo meramente funcional y/o ambiental. Tampoco se le pide más en estos apartados porque la chicha está en otra parte y la verdad es que, dentro de su sencillez, es bonito de ver y oír.

6180 the moon es un juego pequeñito y agradable, que no llevará más de una hora completar. Sale a precio reducido y es muy disfrutable, pero se echa en faltan que, teniendo un planteamiento jugable que podría dar para tanto debido a su originalidad, no llegue a profundizar del todo en lo que propone. En todo caso, recomendable para echar un ratito agradable a los mandos de nuestras Wii Us y con un uso muy interesante del mando.